Los trabajadores del hospital de Utrera estallan ante «el bloqueo y la sumisión» a la que son sometidos

Los trabajadores del hospital de Utrera estallan ante «el bloqueo y la sumisión» a la que son sometidos

Los trabajadores del hospital de alta resolución de Utrera están hartos de la situación laboral que están viviendo, y han decidido salir a la calle. Un grupo de empleados ha protagonizado una protesta a las puertas de esas instalaciones para denunciar «el bloqueo y la sumisión» a la que están viéndose sometidos. Con megáfonos en mano, corearon consignas como «Este hospital maltrata al personal», «Menos recortes, mejor gestión» y «Queremos trabajar con dignidad».

El comité de empresa que representa a los afectados ha puesto de manifiesto los «numerosos incumplimientos, decisiones unilaterales por parte de la dirección e importantes recortes de personal». Con voz emocionada y al filo de las lágrimas, la presidenta de dicho colectivo, Ana María Puertas, afirmaba que «se me desgarra el alma cada vez que veo a un compañero hartarse de llorar en el trabajo o tener que irse a su casa abatido llorando y sollozando por únicamente tratar de hacer bien su trabajo o que todo se desenvuelva con el máximo cuidado, seguridad y respeto hacia los pacientes».

Uno de los asuntos sobre los que más han incidido los representantes de los trabajadores tiene que ver con el recorte de plantilla que el hospital ha ido sufriendo de manera paulatina desde que abrió sus puertas en el año 2006. Se da la circunstancia que este recinto es uno de los centros de estas características que más pacientes atiende, ya que recibe también ciudadanos de El Coronil y Los Molares. «Tenemos una acuciante falta de personal para que el centro pueda estar abierto las 24 horas del día, 365 días al año, siendo el hospital de Utrera el centro de alta resolución que más pacientes acoge en Urgencias. Los recortes han sido más duros que los realizados por los centros que dependen del SAS», comentó la presidenta del comité de empresa.

A todo ello hay que unirle lo que consideran como «contrataciones en precario, la poca continuidad laboral y medidas que impiden la conciliación familiar para los trabajadores del centro, algo que está generando problemas psicológicos y de estrés para muchos de los profesionales que trabajan en el hospital de Utrera».

El comité de empresa considera que uno de los principales responsables de esta situación es Manuel Huerta, actual gerente de la Agencia Pública Sanitaria del Bajo Guadalquivir, de la que dependen los hospitales de Utrera, Écija, Lebrija, Morón y Sierra Norte. «Instamos a la Junta de Andalucía a que tome medidas y que termine el trato discriminatorio con los trabajadores de Utrera. Lamentamos la nefasta gestión de Manuel Huerta que, además, se está haciendo con el dinero de todos los andaluces», explican desde el propio comité de empresa.

Dentro del malestar que padecen los trabajadores de este centro sanitario, han denunciado también cómo lastimosamente «se ha convertido el vertedero del quirófano en una sala de estar para los profesionales», algo que consideran como inaceptable.

Aseguran que todas las reivindicaciones que han planteado ante los gestores de la entidad sanitaria «no han encontrado respuesta» y que «esta situación está afectando tanto al bienestar de los trabajadores como al de los usuarios del hospital, por lo que vamos a seguir con nuestras protestas».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *