Un fuego provoca el corte de dos caminos flanqueados de residuos junto a El Junquillo

Un fuego provoca el corte de dos caminos flanqueados de residuos junto a El Junquillo

José Manuel Brazo Mena

Dos caminos que acceden a distintas fincas, a la altura de la barriada utrerana de El Junquillo, han tenido que ser cortados por la Guardia Civil a causa de un voraz incendio que se declaró entre ambos carriles en la tarde del lunes y que se propagó rápidamente a lo largo de una hectárea de terreno ocupada por toneladas de escombros, basuras, pasto, eucaliptos y parte de un olivar, quedando controlado por los Bomberos de la localidad casi dos horas después del inicio.

Según manifestó el coordinador de los servicios de emergencia del Ayuntamiento de Utrera, Juan Diego Carmona, el fuego se ha producido entre los caminos de la Hijuela de El Junquillo y el de Paloblanco, que dan acceso a numerosas parcelas habitadas ubicadas entre ellos, y en su extinción han colaborado efectivos del parque de Bomberos de Utrera, con dos camiones bomba y sus dotaciones, así como distintos agentes de la Guardia Civil.

Se da la circunstancia de que, en el momento del incendio, cuyas causas aún se desconocen y están siendo investigadas por los bomberos (aunque todo apunta a una quema de basuras que se descontroló en una finca), había un fuerte viento del Este, lo que colaboró a su propagación, dificultando las labores de extinción. «Los caminos rurales hicieron de cortafuegos, impidiendo que el incendio adquiriera mayores proporciones».

No obstante, las orillas de los caminos afectados por el incendio, en el que se encuentran parcelas habitadas y la urbanización El Junquillo, estaban llenas de escombros y basura, pese la prohibición expresa en un cartel de arrojar residuos bajo sanción, lo que activó las llamas y coadyuvó a su propagación, provocando un intenso humo negro debido a la combustión de muebles viejos, plásticos, latas y decenas de botellas que explotaron con las altas temperaturas.

Tanto los ciudadanos que fueron testigo del fuego como los participantes en las labores de extinción han puesto de manifiesto el «incivismo y la falta de ciudadanía» de quienes por un lado han podido iniciar una quema en el campo, cuando esta actividad está expresamente prohibida por la Junta de Andalucía en los meses de verano y, por otro, han arrojado cientos de kilos de basuras y escombros, pese a la prohibición registrada en un cartel, junto al camino.

Según recoge la ordenanza municipal de limpieza urbana y retirada de residuos sólidos, publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) en septiembre de 2006, en las zonas rurales está expresamente prohibido arrojar basuras y escombros, advirtiendo a quienes cometan esta infracción podrían ser sancionados con multas que van desde los 90 euros hasta los 1500.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *