El momento para cambiar los amortiguadores de tu coche o moto

El momento para cambiar los amortiguadores de tu coche o moto

El cambiar los amortiguadores de tu coche es una de las cuestiones más importantes del mantenimiento y que más afectan a la seguridad del mismo. Sin embargo, es algo cuyo desgaste y estado mucha gente desconoce, ya que la vida útil de un amortiguador es muy larga, puede superar los 100 000 km, y va a depender mucho de tu conducción, el tipo de coche y los terrenos por los que circules. No será lo mismo un KIA deportivo que un turismo o un todoterreno. Como en todo lo referente a la seguridad y mantenimiento del coche, lo mejor es siempre aplicar una política de prevención, revisando su estado en un taller cada 20 000 km y, si están mal, adquiriendo otros en repuestoscoches24.es.

Cuál es la función de los amortiguadores

Generalmente asocias el amortiguador al confort. Esa pieza que hace que el habitáculo interior refleje lo menos posible las incidencias del terreno y las sensaciones en curvas y desniveles, absorbiendo los movimientos. Sin embargo, el conjunto de amortiguadores es una pieza fundamental de lo que se denomina el triángulo de seguridad y que se completa con los frenos y los neumáticos. Estos tres elementos interactúan de tal forma entre sí que el déficit de uno solo pone en grave riesgo la seguridad del conjunto.

Los amortiguadores absorben el frenado, haciendo posible que este sea más profundo y el coche no deslice. Pero, además, son la pieza clave de la estabilidad lateral del coche en las curvas y del agarre en las mismas, evitando que la fuerza centrípeta haga que el coche se desplace lateralmente.

Por qué se deteriora un amortiguador

La calidad del amortiguador que incorpora de serie tu vehículo responde a unos estándares que obedecen a su uso común. Esta funcionalidad puede verse alterada por un uso diferente al objetivo de mercado del vehículo, por ejemplo, un vehículo urbano que circule fundamentalmente en carretera y más si estas son de montaña. Esto es así porque el vehículo equipa unos amortiguadores que no están pensados para ese uso y provoca un acortamiento de su tiempo de vida. Otros factores como un accidente, los impactos con bordillos y otros similares, pueden dejar dañado el amortiguador precipitadamente.

Cómo saber si los amortiguadores están en mal estado

Hay varias formas de comprobar su estado, pero si notas que el coche se desplaza y pierde adherencia regularmente en las curvas, lo sientes en algunos momentos falto de tracción o se alarga injustificadamente la distancia de frenado, puedes casi apostar a que los amortiguadores tienen algo que ver. Una buena forma de comprobar su eficacia es presionar hacia abajo el capó. Si cede fácil es que están mal.

En definitiva, se trata de un elemento fundamental del vehículo que hay que conservar en buen estado.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *