Beatriz Obando, una utrerana pionera impulsando un comercio dedicado exclusivamente a los bebés

Beatriz Obando, una utrerana pionera impulsando un comercio dedicado exclusivamente a los bebés

En muchas ocasiones pensamos que las circunstancias que dominan nuestra vida están escritas y que nosotros como meros actores secundarios solo tenemos que adaptarnos a las líneas del guión establecido que nos toca leer. En la historia vital de muchos utreranos encontramos el ejemplo perfecto que tira por tierra de manera clara toda esta teoría, porque constantemente hallamos personas que hicieron algo que nadie se esperaba y que terminó marcado su vida, llevándola por derroteros completamente distintos a los que anticipaba el guión.

Cuando Beatriz Obando dejó los estudios y decidió dedicarse en cuerpo y en alma en ayudar a su familia –que regentaba y sigue haciéndolo la famosa Panadería Obando-, todos pensaban que su futuro se encontraba entre harinas, picos, hornos y repartos de pan por todos los rincones de Utrera y la comarca. Pero ella es de esas personas que nacieron con la convicción de darle un volantazo al guión establecido, y hace ahora 25 años decidió jugársela, arriesgar y poner en marcha el primer comercio dedicado de manera exclusiva al mundo de los bebés, vendiendo ropa, complementos y todo tipo de artículos dedicados a los más pequeños.

«Estando en la panadería yo era muy inquieta y comencé a realizar algunos cursos dedicados al sector de la puericultura, en un primer momento quería abrir una guardería, pero al final me decidí a montar una tienda especializada en los bebés, que en aquel momento en Utrera no había ninguna, por lo que fuimos los pioneros», explica la propia utrerana.

Beatriz lleva en los genes el espíritu innovador que mostraron hace casi ya tres décadas muchas mujeres utreranas que decidieron desafiar las normas establecidas de un mundo dominado por los hombres y plasmar su idea en un negocio. «Empecé con muchas ganas y mucha ilusión, la aceptación fue muy buena desde el principio, le estoy muy agradecida al público de Utrera, gracias a ellos hemos ido siempre a más, he podido ganarme la vida y criar a mis hijos gracias a este negocio», cuenta esta utrerana nacida en la calle La Fuente.

El sector al que se dedica Beatriz ha cambiado y evolucionado de manera radical en las últimas dos décadas, ya que por ejemplo se han puesto en marcha numerosas normativas de seguridad y homologación relacionadas con el mundo de los bebés. Con mentalidad emprendedora y visionaria, esta utrerana ha sabido adaptarse a los cambios y formarse para poner a disposición de los clientes los mejores productos que existen en el mercado. «No hay mayor satisfacción para mí que clientas a las que yo atendí en mis comienzos cuando fueron madres, vengan ahora a la tienda con sus hijas y sus nietos, eso significa que confían en nosotros y en nuestros artículos», explica Beatriz.

Esta utrerana, que en su escaso tiempo libre disfruta con aficiones como el cine, la lectura o encontrarse con sus amigos y seres queridos, asegura que si tuviera una máquina mágica que le permitiera dar marcha atrás en el tiempo «no cambiaría nada de todo lo que he vivido, aunque a más de uno le puede sorprender que mi profesión frustrada es el mundo sanitario, me hubiera gustado por ejemplo ser enfermera, pero no me arrepiento de nada, disfruto mucho con mi trabajo».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *