«La poesía trata de cambiar el mundo a través de las palabras»

«La poesía trata de cambiar el mundo a través de las palabras»

Comparte esta noticia:

La inmensidad azul del océano ha sido siempre una parte fundamental en la vida de la algecireña Mar Marchante, una enamorada de la poesía que desde hace aproximadamente un año se ha afincado en Utrera. Tiene que rastrear mucho tiempo atrás en su infancia para encontrar el día en el que se enamoró de los versos y de la literatura –probablemente fue en el colegio cuando con mano temblorosa firmó sus primeros versos-, dos aspectos que en la actualidad conforman el universo en el que se mueve cada día esta utrerana de adopción.

En la pasada Feria del Libro en Utrera, Mar tenía la ocasión de presentar su obra, firmar ejemplares y darse a conocer entre los utreranos con su poemario «Metáforas de Mar», un libro en el que se encuentran recogidos versos escritos por ella entre 1994 y 2012, donde es posible atisbar la evolución literaria de la autora durante casi dos décadas. A pesar de que, como dice la canción, «corren malos tiempos para la lírica», Mar ha tenido la oportunidad de vender muchos ejemplares, entrando en contacto con muchos utreranos que están interesados en su obra.

Mar es licenciada en Filología Hispánica y profesora de Lengua y Literatura, y ante todo poeta, ya que la lírica se convierte en una forma inmejorable de plasmar por escrito lo que el mundo significa para ella. «La poesía es sentimiento, vida, dolor, alegría y hablar de uno mismo, con ritmo, cadencia, y usando determinadas figuras estilísticas. Los poetas tratamos de cambiar el mundo a través de las palabras», explica Mar.

Esta algecireña, a la que siempre le ha costado vivir en un lugar en el que no sienta el olor y el sabor del mar, confiesa que se enamoró de Utrera y que ha comenzado una especie de historia de amor que ha terminado con su traslado al municipio: «La primera vez que vine a Utrera y pude conocer el santuario de Consolación fue para mí una especie de experiencia mística, es un lugar que tiene mucha energía positiva. Me gusta pasear por el Altozano, por La Corredera, los riquísimos pasteles, la buena gente que hay aquí y me interesan mucho personajes de la historia de Utrera como los hermanos Álvarez Quintero y el Abate Marchena».

Habitualmente el poeta pasa por todo un proceso complicado y radical antes de decidir compartir sus intimidades, versos y propuestas con el resto del mundo. En primer lugar, el poeta escribe para sí mismo y no es fácil dar el paso definitivo para que su alma desnuda quede a merced de todos los lectores. En la vida de Mar hay un momento que la ha marcado tanto personalmente como literariamente: sin lugar dudas, cuando su madre tuvo que enfrentarse a un complicado cáncer de mama. En aquel momento, Mar volcó todo lo que sentía en unos desgarradores versos que terminaron creando su obra «Valerosa Amazona», un poema con el que se han identificado muchas personas que han pasado por una situación parecida y que le ha otorgado a Mar varios premios en diferentes certámenes de poesía. «Fue la manera de impulsarme para darme cuenta de que también escribía para otras personas, no solo para mí, y que lo que yo había sentido también lo habían sentido otras personas».

En la actualidad, en esta sociedad digital en la que habitamos, es más sencillo acercarse a determinadas disciplinas que en otras épocas históricas y los ordenadores ponen en contacto a personas en cualquier parte del mundo que pueden compartir juntos sus aficiones y pasiones. Mar Marchante cuenta también con una ventana abierta al mundo en la red, a través de un blog en el que, desde hace años, publica reflexiones acerca del mundo de la literatura, la arquitectura, el cine la pintura o los toros, todas esas piezas del puzzle que compone su personalidad.

La creatividad de Mar ha suscitado el surgimiento de una nueva obra de poesía que llegará después del verano con el título «El Círculo de la Vida», una recopilación de poemas en los que la autora algecireña ha querido plasmar la experiencia de ser madre: «Nunca mejor dicho, este libro es como un hijo para mí, porque comencé a escribirlo cuando estaba embarazada y cuenta toda esa experiencia, las sensaciones que tiene una mujer en ese estado, espero que haya muchas mujeres que se sientan identificadas». Un libro que, como no podía ser de otra manera, está dedicado a su hijo Enrique, de cinco años.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *