Un gran «Corpus Chico» pone el broche al junio eucarístico en Utrera (GALERÍA)

Un gran «Corpus Chico» pone el broche al junio eucarístico en Utrera (GALERÍA)

Comparte esta noticia:

El tempranero «Junio eucarístico» que este año ha vivido la ciudad de Utrera ha llegado a su fin con el tradicional «Corpus Chico». Bajo esta popular denominación se conoce en la localidad la procesión eucarística que organiza la hermandad sacramental del Silencio, y que se ha encargado nuevamente de poner un magnífico broche al período que la Iglesia local dedica al Santísimo Sacramento.

La convocatoria de este 2018 ha traído consigo una importante novedad, como ha sido la incorporación del Beato Ceferino en el cortejo. El titular de la hermandad de los Gitanos se sumó a una procesión en la que también estuvieron presentes los tradicionales pasos con el Niño Jesús Eucarístico, la Virgen del Socorro y la custodia con el Santísimo.


Los grupos y hermandades pertenecientes a la parroquia de Santiago el Mayor, así como la hermandad de los Muchachos de Consolación, formaron parte de un cortejo en el que también se integraron los representantes de las corporaciones religiosas utreranas y el Consejo de Hermandades. Niños ataviados para su primera comunión, monaguillos, y miembros del clero local completaron este acto en el que pudieron escucharse los acordes de la banda de cornetas y tambores «Pasión y Esperanza» de Utrera y de la Asociación Musical Utrerana.

Como es tradicional, uno de los momentos más destacados del recorrido se produjo en la calle Alcalde Fernández Heredia. Los vecinos de la conocida popularmente como calle «Finita» volvieron a volcarse un año más con este acto religioso, instalando altares y engalanando las fachadas ante el paso de Su Divina Majestad. Junto a esta zona de Utrera, también pudieron verse otros trabajos decorativos en las calles Sevilla, Ramón y Cajal, y Clemente de la Cuadra.

Las religiosas que forman parte de las Madres Carmelitas saludaron al paso del Santísimo con su ya tradicional petalada desde el balcón de su clausura. Y, como banda sonora, los campaneros hicieron sonar los bronces de este templo parroquial que lucía engalanado para la ocasión.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *