«Ponte en mi lugar», una campaña de concienciación sobre el uso de las plazas de aparcamiento para personas con discapacidad

«Ponte en mi lugar», una campaña de concienciación sobre el uso de las plazas de aparcamiento para personas con discapacidad

La asociación de personas con discapacidad «Virgen de Consolación» (Apdis) ha puesto en marcha una campaña que apuesta por un uso responsable de las zonas de aparcamiento para personas con movilidad reducida. Se presenta bajo el título «Ponte en mi lugar», y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Utrera.

Esta acción se enmarca en la campaña «Horizonte Accesibilidad 4 diciembre 2017», que Apdis incluye en su programa de trabajo para el curso 2017-2018. El objetivo es denunciar situaciones discriminatorias por falta de accesibilidad en distintos ámbitos, entornos, productos y servicios, que pongan barreras a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad y, en ese caso concreto, sobre las plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida.

El nombre de la campaña alude al plazo legal que España se dio en 2003 con la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social para que todos los productos, bienes, entornos y servicios fueran accesibles en esa fecha (4 de diciembre de 2017).

Según han explicado los promotores de la iniciativa, la falta de respeto hacia esas plazas de estacionamiento se produce de manera más habitual en los centros comerciales (sobre todo en Navidad o época de rebajas), o en algunas estaciones de trenes, equipamientos sociales o sanitarios, como denuncian sus propios usuarios.

También es importante tener presente que cuando la persona titular de la tarjeta no viaja en el vehículo, su conductor no puede hacer uso de esos aparcamientos porque estaría infringiendo la ley podría ser sancionado. Otra cuestión es el uso de fotocopias o tarjetas falsificadas haciéndolas pasar por auténticas, práctica que también se realiza con frecuencia.

Esta mala práctica provoca que las plazas para personas con movilidad reducida se ocupen por vehículos que no deberían usarla. Eso impide que quienes sí tienen derecho a hacerlo tengan que dar vueltas hasta encontrar otra o aparcar a una gran distancia o desistir y marcharse.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *