Música hecha rezo para cantar las Glorias de María (AUDIO E IMÁGENES)

Música hecha rezo para cantar las Glorias de María (AUDIO E IMÁGENES)

La crónica del pregón de las Glorias de este año hay que comenzarla irremediablemente por sus penúltimos compases. La popular plegaria que el desaparecido Enrique Montoya dedicara a la Virgen de Consolación marcó el apartado más especial del anuncio que preludia la llegada del «Mayo mariano» a Utrera. En la voz de su hijo, Enrique Montoya «Candela», las decenas de personas que acudieron al santuario de Consolación se estremecieron ante el diálogo que mantuvo con la patrona de la ciudad.

El pregonero, durante su intervención

Tras recordar aquel hermoso «Cada 8 de septiembre» que escribió Salvador de Quinta Rodríguez y el «Cantarcillo de la Virgen de Consolación» de José María Pemán, el pregonero habló de sus encuentros con la patrona siendo niño, y de cómo «aprendí a quererte con la misma fuerza y la misma fe que mi padre». Con la guitarra en la mano, y buscando con su mirada el rostro de la Virgen, «Candela» le dijo, cantando: «Madre mía del Consuelo, marinerita de tierra, yo te rezaré cantando mientras me asistan las fuerzas. Así te rezó mi padre y yo seguiré su estela, cantándote esta plegaria con el amor que él lo hiciera». Fue el preludio a una emocionada Plegaria, que el genial Enrique Montoya escribió entre los años 1957 y 1958 estando en América, y que puso en pie al público presente.

El presentador fue José Montoro

El fragmento que dedicó a Consolación fue el último de los capítulos que en el pregón glosaron las advocaciones marianas más destacadas de Utrera. Comenzó contando sus recuerdos de infancia en Las Veredillas, una barriada donde nació la devoción a la Virgen de Fátima con la celebración de unas misiones populares. Ese nombre fue el que recibió el centro misional de esa zona de la ciudad donde «fue tal el éxito de esas jornadas, que regalaron al barrio la actual imagen de la Virgen». Aquellos recuerdos estuvieron acompañados por el cante del popular «13 de mayo» y de la oración del «Ave María» a modo de nana.

Intervención de la banda sinfónica «Unión Musical de Utrera»

Haciendo un repaso por su trayectoria vital, «Candela» llegó al colegio salesiano de Utrera, donde pudo contemplar «el rostro dulce, sereno y maternal de María Auxiliadora». Confesó que «nunca me llegué a aprender entero el canto del ‘Rendidos a tus plantas’ porque entré con 15 años y ya se daba por sabido». Pero, de cara a este pregón, se puso manos a la obra e interpretó una bella versión del himno dedicado a la Virgen de Don Bosco que preside la iglesia del Carmen.

Y de los sones salesianos, a los rocieros. Recordó los orígenes de la hermandad del Rocío de Utrera, comentó que ha podido vivir el camino y destacó «la confraternidad» como la principal característica de todo lo que rodea a la romería. En este capítulo fue la «Salve del olé» la que resonó en el santuario de Consolación, seguida de varios vivas a la Reina de las Marismas.

Pero, a lo largo de los 77 minutos de intervención, Enrique Montoya «Candela» también dedicó tiempo a ahondar en el sentido más puramente religioso, para poner en valor «la Realeza de María». Lo hizo con el canto de la «Salve Regina» y el «Ave María» de Schubert, así como interpretando el «Magníficat».

El acto se celebró en el santuario de Consolación

El pregonero acabó su disertación criticando «la rivalidad tonta por ver qué Virgen es la mejor», recordando que «Cristo solo tuvo una Madre y se llamó María». Por ello animó a pensar «en la Virgen de la forma más sencilla, más humilde, como Madre». Y esa reflexión le sirvió para culminar cantando el «Salve, Madre».

Como antesala al pregón, pudo escucharse la presentación del notario José Montoro. De su amigo dijo que «es un artista y un hombre bueno», y afirmó que «tiene la bolsa llena del cariño de quienes lo conocen».

La Virgen de Consolación vistió uno de sus trajes de gala y lució sus principales joyas en una convocatoria que mostró el santuario a medio llenar. Junto a los cantes del pregonero, también intervino la banda sinfónica «Unión Musical de Utrera», que interpretó las marchas «Virgen de Consolación. V Centenario» y «Rocío», así como los himnos de Andalucía y España.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *