Roban el dinero de Cáritas de Santa María destinado a comprar alimentos y artículos para los más necesitados

Roban el dinero de Cáritas de Santa María destinado a comprar alimentos y artículos para los más necesitados

Comparte esta noticia:

La condición humana no deja de sorprender. Si despreciable es cualquier tipo de robo, más llamativo lo es aún si se perpetra contra algún colectivo e institución que trabaja a favor de los más desfavorecidos. Es lo que le ha ocurrido a Cáritas de Santa María, que ha sufrido un suceso de este tipo.

Según ha podido saber Utrera Digital, los hechos se registraron en las instalaciones de que dispone en la calle Preciosa. Tras acceder por una puerta de hierro anexa a dicho local, y empleando un elemento contundente para golpearla, el autor o autores del delito destrozaron la puerta de aluminio y cristal que da entrada al recinto por el lateral.

Una vez dentro, el ladrón lo dejó todo revuelto, aunque no se llevó ni alimentos ni otros enseres que se encontraban en la sede de Cáritas. Su objetivo se vio satisfecho cuando consiguió forzar un armario e incluso abrirlo, llevándose el dinero que había en su interior. Es muy poco frecuente que allí haya dinero en metálico, aunque dio la casualidad de que en ese momento en encontraban varios cientos de euros almacenados para dedicarlos a la compra de alimentos y otros artículos destinados a utreranos desfavorecidos. Por el momento se desconoce la cuantía exacta que ha sido sustraída, encontrándose la investigación abierta.

El robo se produjo en la madrugada del jueves, teniendo conocimiento de lo sucedido a la mañana siguiente. Fue entonces cuando la situación se puso en manos de la Guardia Civil, que ha abierto diligencias y está indagando en relación a lo ocurrido.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

2 comentarios en «Roban el dinero de Cáritas de Santa María destinado a comprar alimentos y artículos para los más necesitados»

  1. Yo dice:

    Del ser humano ya nada sorprende, merecemos la extinción.

  2. Pedro G dice:

    Esa es la poca vergüenza que existe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *