Joaquín Caparrós, desde los campos de arena hasta la élite

Joaquín Caparrós, desde los campos de arena hasta la élite

A sus 62 años, con una trayectoria de 37 años en los banquillos de fútbol, suma cerca de 500 partidos en Primera División, además de haber entrenado en todas las categorías del fútbol español.

Qatar fue su última aventura al frente de un banquillo y, aunque en la actualidad no entrena a ningún equipo, el fútbol sigue estando igual de presente en el día a día del utrerano: «me dedico a ver muchos partidos, a estar al día en cuanto a futbolistas, y de los muchos detalles que tiene nuestra profesión».

Una profesión de la que el utrerano tiene muy presente sus comienzos. «De mis inicios no me puedo olvidar, cuesta mucho llegar y mantenerse. Yo vengo del fútbol modesto, del fútbol de Castilla-La Mancha, de campos de tierra, de situaciones complicadas y esto, me hace estar vivo actualmente», recordó.

Lo cierto es que este utrerano ha adquirido una trascendencia extraordinaria. Gracias a su trabajo y esfuerzo se ha hecho un hueco en la lista de los grandes entrenadores de fútbol, su figura caracterizada por una filosofía futbolística fundamentada en el trabajo, la solidez, la intensidad y la pasión por este deporte, lo llevaron en 2016 a ser uno de los grandes candidatos a comandar el futuro de la selección española.

En las apuestas de entrenadores a ocupar el banquillo de «La Roja», el utrerano se posicionaba como uno de los favoritos: «fue ilusionante que yo estuviera en esa terna con la cantidad de entrenadores que hay en el fútbol español». Aunque finalmente «no pudo ser, mi compañero lo está haciendo de maravilla, y le deseo lo mejor a nuestra selección porque es señal de que nuestro fútbol tiene mucha repercusión y de eso nos beneficiamos todos», indica el técnico.

Es tal la pasión de Joaquín por el fútbol que la ha trasladado fuera de los terrenos de juego con la creación de la fundación que lleva su nombre. El utrerano explica que «el fútbol me ha dado más de lo que yo le he podido dar y desde esa filosofía se crea la fundación». Una iniciativa que se ponía en marcha en 2013 durante su etapa como técnico del Granada, y que desde entonces ha desarrollado actividades culturales y deportivas con el objetivo de ayudar a convertir el fútbol en un elemento canalizador de acciones de tipo social. Un proyecto que sigue en marcha, «intentando aportar nuestro granito de arena siempre que podamos. Es una fundación humilde pero estamos contentos de todo lo que estamos haciendo».

Un trayectoria en el mundo del fútbol en la que ha realizado un gran trabajo al frente de equipos como el Recreativo de Huelva, Athletic de Bilbao, Mallorca o el Sevilla. En este último, además de labrarse su período de mayor éxito al frente de un banquillo, bajo las órdenes de Joaquín se consolidaron importantes jugadores de fútbol como José Antonio Reyes, Sergio Ramos, Jesús, Navas, Daniel Alves o Julio Baptista. «Es una satisfacción haberlos tenido en sus comienzos con la ilusión de ser alguien en el fútbol y que, a base de muchísimo trabajo y sacrificio, han conseguido crecer como figuras del fútbol nacional e internacional».

Otra de las personas que coincidió con Joaquín en su etapa como técnico sevillista fue el también utrerano José Castro, «el hombre que me abrió las puertas del Sevilla». Aún recuerda con todo lujo de detalles esa reunión, en el restaurante Los Quintero de Utrera: «Aquel día nos reunimos Pepe Castro y Roberto Alés. Aunque tuve muchas conversaciones anteriores a esa reunión en los paseos que dábamos hacia Consolación y, por lo tanto, me alegro que Pepe sea la cabeza visible de nuestro equipo».

Gracias a su trabajo, Joaquín ha sido capaz de colocar el nombre de Utrera, su localidad natal, en el mapa, no solo de España, sino del mundo entero al igual que la hornada de futbolistas utreranos que han conseguido que el nombre de esta ciudad suene y mucho en el mundo del fútbol. «Es cierto que Utrera tiene mucho arte, mucho talento en lo futbolístico, en lo artístico, en todo, no sé si será el agua», comenta. Un buen ejemplo de esta cantera de talentos es Dani Ceballos, jugador de uno de los clubes más importantes del mundo: «a Ceballos lo veo bien, no es fácil llegar al Real Madrid, es cierto que juega poco pero tiene que tener paciencia porque esto es muy largo y seguro que va a tener sus oportunidades».

Utrera Digital también ha tenido la oportunidad de analizar con Joaquín Caparrós los recientes episodios acontecidos en el deporte local en la que ha aterrizado un viejo conocido del técnico utrerano. «A Jesús Galván lo conozco porque lo fiché para el Recreativo de Huelva, después para el Villareal y es un magnifico profesional, y una magnifica persona», afirma. Además, «conoce el pueblo, al equipo y, por lo tanto, seguro que va a conseguir los objetivos que le ha planteado el club».

Son muchos años de trabajo al frente de los banquillos de fútbol, años en los que Joaquín ha demostrado ser un gran técnico. Además, si se le suma a su éxito profesional, la educación y humildad, su repercusión es aún mayor.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *