El aeródromo de Mataburras culmina su legalización tras 11 años, bajo las directrices de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea

El aeródromo de Mataburras culmina su legalización tras 11 años, bajo las directrices de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea

El pleno municipal ha aprobado, por unanimidad, la legalización del aeródromo «Ángel Martínez Ridao», conocido popularmente como el aeródromo de Mataburras, propiedad de la empresa utrerana Martínez Ridao Aviación S.L. Se culmina así un complejo proceso urbanístico que empezó en 2007. El pleno ha declarado de «interés social la actividad de implantación de aeródromo de trabajos aéreos e incendios forestales AMR, promovido por Servicios Aéreos Europeos y Tratamientos Agrícolas, S.L.».

El aeródromo se encuentra entre la A-8030 (Carretera de las Alcantarillas) y la A-375. Las parcelas en las que se sitúan colindan con las vías pecuarias Cordel del Pico y Arca del Agua. A este respecto, la delegación provincial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio apunta que «el proyecto deberá retranquearse, de forma que se preserve la integridad de la misma».

El concejal de Urbanismo, Víctor Sánchez (PSOE), ha explicado que se va a legalizar una pista de 20.700 metros cuadrados y un viario de acceso de 3.166 metros cuadrados. También se contempla la autorización de las infraestructuras para desarrollar la actividad, consistente en la construcción de un hangar de 7.200 metros cuadrados, unas oficinas de 600 metros cuadrados y una nave para repuestos de 1.200 metros cuadrados, así como un acceso a las pistas de 80.130 metros cuadrados y un parking de 3.600 metros cuadrados. De igual modo, Sánchez ha asegurado que el proceso se ha hecho de acuerdo a los criterios aprobados por la Agencia de Seguridad Aérea, que es la agencia estatal encargada de la seguridad de la aviación civil en España. El proyecto de actuación lo firman el ingeniero técnico forestal Santiago Díaz Osta y el ingeniero de montes Manuel Roberto Prada Estepa.

Según ha comentado el Consistorio en una nota de prensa, «la legalización del aeródromo de Mataburras es fruto del trabajo y del compromiso del Ayuntamiento de Utrera en su objetivo por agilizar todos los trámites urbanísticos, dentro de la legalidad vigente, en especial aquellos que facilitan un mejor clima para invertir y crear puestos de trabajo». Así, Víctor Sánchez ha recordado que «se están resolviendo multitud de cuestiones que estaban apalancadas en Urbanismo -algunas desde hace 20 años, como es el caso que estamos comentando- y que impedían el normal desarrollo industrial, empresarial y económico de Utrera».

Finalmente, en palabras del concejal, la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) «está cada vez más cerca, lo que permitirá cubrir necesidades tan acuciantes como la disponibilidad de suelo industrial en nuestro municipio, el desarrollo de vacíos urbanos o la regularización de zonas como la Carretera Amarilla».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.