«Quizás podamos ver procesionar al Resucitado desde la parroquia de Santiago en un par de años»

«Quizás podamos ver procesionar al Resucitado desde la parroquia de Santiago en un par de años»

La hasta ahora asociación civil del Resucitado ha iniciado el proceso para integrarse otra vez en el seno de la Iglesia y comenzar una nueva etapa como organización religiosa. De hecho, ya existen fechas para que las imágenes de dicho colectivo puedan ser llevadas a la parroquia de Santiago el Mayor, que será la sede canónica de la futura hermandad.

Actualmente ya ha dejado de existir como asociación civil, que era una de las condiciones del Arzobispado para emprender este nuevo camino. Así, una vez culminen los trámites jurídicos, comenzará su andadura como asociación de fieles. A partir de ese momento, se tendrá que poner en marcha un plan de formación para sus miembros, establecido por la delegación diocesana de Hermandades y Cofradías.

En cuanto a los plazos, el párroco de Santiago, Juan Luis Rubio, no ha señalado ninguna fecha exacta, aunque ha adelantado que «ellos ya tienen una historia y una trayectoria. Ambas partes están poniendo de su lado para que no se demore en exceso este proceso, y quizás podamos ver procesionar de nuevo al Resucitado y a la Virgen de la Estrella en un par de años, cuando se constituyan como agrupación parroquial». Durante ese tiempo, se podrán organizar otra serie de actos y de cultos, como el rosario que todos los viernes rezan habitualmente los integrantes de este colectivo. Además, «no se descarta que pueda haber un vía lucis o un rosario públicos durante el año», según ha explicado a Utrera Digital.

Algo que sí tiene ya fecha es el traslado de la Virgen en andas hasta Santiago, que se producirá de forma pública el próximo 27 de enero a las 18.00 horas, al ser una imagen que se bendijo durante los años en los que permaneció en la parroquia de Santa María de la Mesa. Una vez en el templo, quedará provisionalmente en el altar que existe a la derecha del altar mayor, a los pies de María Magdalena. Su emplazamiento final será la capilla de San José, cuando sea llevada y bendecida la imagen del Resucitado algo que, si culminan a tiempo los trámites necesarios, podría producirse el próximo Domingo de Resurrección.

Una vez se constituya, sería la tercera hermandad que tendría su sede habitual en la iglesia de Santiago. Sobre si existe espacio físico en el templo para los dos futuros pasos de dicha cofradía, el párroco lo tiene claro: «no debemos hablar de una cuestión de espacio, sino de que se sientan acogidos. No hay problemas de espacio físico en la parroquia».

La Virgen de la Estrella será llevada a la parroquia de Santiago el 27 de enero

Tras su llegada a Utrera hace dos años y medio, Juan Luis Rubio recibió la visita de los miembros de este colectivo, con el deseo de que se viviera un acercamiento. Hace prácticamente un año y medio que está trabajándose de cara a su incorporación a la Iglesia, para lo que han sido necesarias diversas reuniones, especialmente de tipo jurídico. El delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Marcelino Manzano, ha llevado la voz cantante, contando con la mediación del párroco de Santiago y la implicación de varios departamentos de la Archidiócesis.

«Los miembros del Resucitado tenían intención de no procesionar el año pasado, pero desde el Arzobispado comentaron que no había inconveniente en seguir haciéndolo hasta que la situación cambiara. Ha habido buena predisposición por parte de todos», ha reconocido el presbítero. En este sentido, Rubio ha señalado que «la gente de Utrera veía cómo el Resucitado procesionaba y cómo la Iglesia no lo acogía. Hubo fricciones y quizás ambas partes tuvieron sus motivos y sus equivocaciones, pero desde el Arzobispado ha habido la voluntad de dar sentido a una situación que no se entendía y se ha podido trabajar para arreglarla, aunque aún nos queda mucho trabajo por hacer».

Sobre la presencia de esta futura hermandad en la parroquia de Santiago, el sacerdote ha recordado que «ellos están insertos en nuestra feligresía. Tanto el comedor social que gestionan como las instalaciones de su casa-hermandad se encuentran en nuestro ámbito de actuación». Precisamente sobre el trabajo del comedor, Juan Luis Rubio ha puesto de manifiesto la importancia que tiene una labor como ésta en el seno de una hermandad, comentando que dicho proyecto va a seguir funcionando, porque «la labor que realizan es indiscutible, y tendría que hacer reflexionar al resto de hermandades».

Tras el acuerdo alcanzado por ambas partes, el hasta ahora presidente de la asociación civil del Resucitado, José Antonio López, se ha mostrado «muy contento» por el paso dado. En declaraciones a Utrera Digital, ha comentado que «esperábamos que se llegara a esta situación, porque no tenía sentido continuar de la forma en la que estábamos». Además, ha querido poner en valor y agradecer el «importante» trabajo realizado por Juan Luis Rubio y por Marcelino Manzano.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *