- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

La magnífica restauración de la puerta del Sol de Santa María devuelve el esplendor a su fachada y descubre elementos desconocidos

Resultado espléndido el de la restauración de la puerta del Sol perteneciente a la parroquia de Santa María de la Mesa. El templo principal de Utrera ha recuperado una de sus fachadas laterales, devolviéndole el aspecto original con el que fue concebida, y permitiendo descubrir algunos elementos cuya existencia se desconocía.

Coincidiendo con el domingo en el que la Iglesia conmemora el bautismo del Señor, ha tenido lugar su bendición, en un acto que contó con la presencia del párroco, Joaquín Reina; el alcalde, José María Villalobos (PSOE); y Fernando Pozo, técnico de la empresa  utrerana Soinan S.L., que ha sido la encargada de la restauración, entre otros asistentes.

La zona sobre la que se ha intervenido presentaba varios problemas. Según ha explicado Pozo, en declaraciones a Utrera Digital, una de las principales era la falta de revestimiento en algunos paños de la fachada, lo que estaba originando la aparición de humedades en el interior de la iglesia y en el propio muro. Además, se habían producido desprendimientos del revestimiento, y había peligro de que se registraran también en la cornisa principal. Esta situación había provocado la presencia de restos de vegetación, debido a la existencia de las humedades, lo que estaba deteriorando los ladrillos y el mortero.

El proyecto que se redactó inicialmente, realizado por el utrerano Telmo Sánchez, centraba la actuación en un arreglo superficial de la zona. Sin embargo, cuando empezó a intervenirse sobre la fachada, se comprobó que el estado en el que se encontraba era peor del previsto. Esto obligó a modificar la línea de actuación, al observar que el revestimiento estaba en malas condiciones, y al encontrarse mortero de cemento de intervenciones anteriores, que es muy perjudicial para este tipo de muros.

Durante la intervención, una de las mayores sorpresas ha llegado al descubrir dos ventanas a sendos lados de la puerta, así como los ventanales correspondientes a la cripta de la parroquia. Según ha señalado Pozo, no había constancia de la existencia de ellos, y no se veían fuera pero tampoco desde el interior al encontrarse tras dos retablos. Se ha procedido a su recuperación, para que queden visibles a partir de ahora.

Precisamente este hallazgo ha provocado que los retablos cerámicos con los titulares de la hermandad de la Quinta Angustia no puedan volver a colocarse en la fachada. Inicialmente iban a mantenerse, aunque sin los tejadillos y las farolas. Sin embargo, desde la delegación provincial de Cultural han indicado que su presencia no era compatible con la existencia de dichas antiguas ventanas. En este sentido, han sido desmontados cuidadosamente y reparados, para ser entregados a la hermandad.

Una vez culminada la intervención en esta fachada, la idea era acometer un proyecto similar en la puerta de la Sombra, situada en el otro extremo del templo. Sin embargo, la intención de la Archidiócesis es elaborar un estudio sobre las patologías que presenta el edificio, al igual del que se ha realizado en la parroquia de Santiago el Mayor. De esta manera se pretende comprobar cuáles han de ser las prioridades, especialmente de seguridad, vinculadas con aquellos elementos que puedan mostrar peligro de desprendimiento. Como resultado de ese estudio, se decidirán las actuaciones más prioritarias. Y es que hay lugares del templo, como la capilla del Sagrario, que precisan una intervención más urgente que la propia puerta de la Sombra.