Un nuevo impulso para la conservación de los conventos de las Madres Carmelitas y las Hermanas de la Cruz

Un nuevo impulso para la conservación de los conventos de las Madres Carmelitas y las Hermanas de la Cruz

Los dos conventos que existen actualmente en Utrera, el de las Madres Carmelitas y el de las Hermanas de la Cruz, necesitan sendas intervenciones que permitan su conservación. Para lograrlo, han recibido un impulso económico por parte del Ayuntamiento, tras firmar los correspondientes convenios de colaboración, ambos por un importe de 10.000 euros.

Así, con la ayuda que van a recibir las Madres Carmelitas en forma de subvención directa, se va a llevar a cabo una actuación de adecentamiento de la fachada del convento situada hacia la calle Bohórquez, que debe llevarse a cabo de forma inmediata para garantizar la seguridad de un edificio de interés histórico y artístico.

Las Madres Carmelitas Calzadas, en régimen de clausura, se establecieron en Utrera en 1580, realizando desde entonces una extraordinario labor por la población y la conservación del patrimonio histórico y cultural del convento. Dicho inmueble se encuentra catalogado como un Bien de Interés Cultural desde 1978.

Publicidad

El monasterio dispone de un rico patrimonio histórico-artístico visible, pues se encuentra expuesto al culto y otro oculto en el interior de las instalaciones que, con las necesarias infraestructuras para la exhibición, puede ser sumamente interesante desde un punto de vista didáctico, divulgativo y proteccionista, pero que necesita de una serie de intervenciones de restauración tanto en el interior como en el exterior del inmueble.

En cuanto a las Hermanas de la Cruz, está prevista una intervención urgente y preventiva, consistente en la modificación de la línea general de corriente debido al estado de corrosión en el que se encuentra, instalación de un cuadro eléctrico completo con sus términos y diferencial, e instalación de varias estancias y patio exterior. El conjunto de las obras tienen por objeto la eliminación de la mayor parte de los riesgos existentes, y no afectará a la parte histórica del templo. Para ello se les va a conceder una subvención directa de 9.962 euros.

El Instituto Benéfico de las Hermanas de la Cruz se encuentra establecido en Utrera desde 1877, siendo la sede más antigua de España tras la de Sevilla. Desde entonces y de forma ininterrumpida, las monjas vienen realizando una extraordinaria labor por los pobres, los enfermos, la educación de las niñas huérfanas y familias desatendidas de Utrera.

Es voluntad de las Madres Carmelitas y de las Hermanas de la Cruz continuar promoviendo la realización de actuaciones conjuntas de forma coordinadas con el Ayuntamiento de Utrera, a fin de lograr un mayor y más razonable uso de los recursos culturales y de infraestructuras con los que cuentan ambas instituciones. Y es que entre las funciones del Consistorio se encuentra la de preservar el patrimonio histórico de la localidad, por lo que ya viene colaborando en intervenciones que se han materializado en las restauraciones materializadas en Santa María, Santiago y Consolación.

El alcalde, José María Villalobos (PSOE), ha puesto en valor «el impulso de las relaciones entre el Ayuntamiento y las instituciones eclesiásticas de Utrera en los últimos dos años». Así, ha recordado que «ya llevamos dos años colaborando con la parroquia de Santa María, para la restauración de la Puerta del Sol y la Puerta de la Sombra; y con la de Santiago, para actuaciones urgentes y restauración de los elementos ornamentales. Además, a lo largo de 2018 empezaremos con la restauración del retablo de Consolación».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *