La denuncia del club ciclista utrerano «Legiones de Leptis» logra la recuperación de un sendero en Barbate

La denuncia del club ciclista utrerano «Legiones de Leptis» logra la recuperación de un sendero en Barbate

La asociación cicloecologista Legiones de Leptis de Utrera está integrada por un grupo de amantes del mundo de la bicicleta de montaña y, al mismo tiempo, destacados defensores de la naturaleza. Un grupo con mucha solera en la localidad, que no solo disfruta de su deporte favorito en las salidas al campo sino que también están siempre vigilantes a la hora de emprender acciones que den como resultado la conservación de los parajes naturales por los que transitan.

En el término municipal de Utrera han realizado plantaciones de árboles en zonas desoladas y también han denunciado vertidos o acumulaciones de suciedad, acciones a las que hay que unir ahora una serie de gestiones que han realizado en un entorno natural de singular belleza, como es el «sendero de las marismas del río Barbate», que se encuentra en el parque natural de la Breña y Marismas de Barbate, situado en los municipios de Barbate y Vejer de la Frontera. Se trata de un paraje natural que tiene más de 5.000 hectáreas, donde es posible encontrar preciosos caminos entre pinares, acantilados y marismas.

En una de las frecuentes excursiones que realiza Leptis, sus miembros habían podido comprobar como el citado sendero, que discurre por los márgenes de la desembocadura del río Barbate, se encontraba desde hace años impracticable y cerrado al público «debido a los vertidos que la EDAR de Vejer efectuaba al camino y que inundaban de aguas fecales el mismo, haciendo imposible su uso».

Los integrantes del club ciclista, hartos de esta situación, decidieron ponerse manos a la obra para solventar la situación y el pasado mes de julio, uno de sus miembros, Pedro Antonio Álvarez Babío, pasaba a la acción y presentaba un escrito denunciando la situación ante la Consejería de Medio Ambiente. Las gestiones han dado los frutos deseados, ya que la delegación territorial de Cádiz de la Consejería de Medio Ambiente, remitía posteriormente una carta al club, donde aseguraban que habían pedido al Ayuntamiento de Vejer que arreglara el sendero.

La denuncia ha surtido su efecto y recientemente los miembros del club ciclista utrerano han podido comprobar «in situ» como el camino está de nuevo abierto y disponible para todos los amantes de la naturaleza. «Es motivo de felicitación que tras años de clausura se haya podido recuperar un sendero para los amantes de la naturaleza gracias a su denuncia y nos hemos dirigido por escrito al Delegado en Cádiz de la Consejería de Medio Ambiente para agradecerle el interés mostrado».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *