Desmantelada una red internacional de tráfico de marihuana con origen en un clan familiar de Utrera

Desmantelada una red internacional de tráfico de marihuana con origen en un clan familiar de Utrera

La Guardia Civil ha logrado desmantelar una importante red internacional dedicada al tráfico de marihuana entre España y países de Europa del Este, que tenía su origen en un clan familiar de Utrera. En la operación han sido detenidas 17 personas y se han aprehendido cerca de 2,6 toneladas de marihuana.

Dicha operación, bautizada con el nombre «Siegamar-Libreros», ha contado con el trabajo conjunto de los equipos contra la delincuencia organizada y drogas de Sevilla y Cádiz, y el área de investigación del puesto principal de Utrera.

La operación se inició el pasado mes de marzo, cuando agentes de la unidad orgánica de policía judicial de la Comandancia de Sevilla sospecharon que dos conocidos hermanos, miembros de un clan familiar de Utrera, se estaban dedicando a vender importantes partidas de marihuana a organizaciones criminales extranjeras. Los agentes comprobaron que ambos, ayudados por su madre y la esposa de uno de ellos, habían conformado una organización criminal, jerarquizada y con funciones bien definidas.

Los integrantes de esta organización criminal alquilaban fincas situadas en parajes de difícil acceso, situadas en las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz. Valiéndose de personas de su confianza, realizaban extensos cultivos de marihuana a los que dotaban de grandes medidas de seguridad, contando con personas armadas que custodiaban las plantaciones para evitar robos en las mismas. Para ocultar el fuerte olor que desprende la marihuana, simulaban dedicarse a labores agrícolas, amontonando en diversos lugares de las fincas gran cantidad de estiércol.

La Guardia Civil comprobó que habían llevado a cabo un cultivo de marihuana de una «envergadura descomunal» en una finca que habían alquilado en El Cerro de Andévalo (Huelva), si bien un incendio fortuito producido en el interior de la citada finca motivó que el pasado5 de junio una patrulla de la Benemérita acudiera al lugar y se encontrara con una plantación de 65.000 plantas de marihuana, lo que dio lugar a la incautación de la misma y la detención de los guardas de dicha finca.

A raíz de esta aprehensión, la organización criminal se centró en cultivar las plantaciones de marihuana en otras fincas de Sevilla y Cádiz, que tenían alquiladas. Además, disponían de una amplia red de intermediarios que se dedicaban a contactar con pequeños cultivadores de marihuana, a través de los cuales gestionaban la compra de esas partidas de marihuana.

Así, tras una exhaustiva labor de investigación, realizaron seis entradas y registros en diferentes fincas, llegándose a intervenir 7.000 plantas de marihuana en avanzado estado de crecimiento con un peso aproximado de 2.500 kilogramos, así como 50 kilogramos de cogollos de marihuana envasados al vacío en paquetes de distintos tamaños, dos armas de fuego tipo escopetas (ambas sustraídas), 7 vehículos a motor y 25.000 euros en efectivo.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *