Asenjo elogia el papel de las hermandades como «escuelas de vida cristiana» durante la apertura del curso cofrade

Asenjo elogia el papel de las hermandades como «escuelas de vida cristiana» durante la apertura del curso cofrade

El primer domingo de Adviento viene marcado cada año en Utrera por la apertura del curso cofrade, que programa el Consejo Local de Hermandades y Cofradías. En esta ocasión, ha contado con la presencia del arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo.

El arzobispo presidió el acto

Durante la eucaristía celebrada en la parroquia de Santiago el Mayor, el prelado mostró su «aprecio» por las hermandades y elogió el papel que juegan como «escuelas de vida cristiana y talleres de santidad».

También hizo un repaso por aquellos aspectos que considera más importantes para los cofrades. Habló del culto a los titulares y de ser «un hombre de fe», y destacó la importancia de la formación. Asimismo, dijo que un cofrade ha de ser «un hombre de comunión con el Señor, pero también con su hermandad». Por ello comentó que «no hay nada menos cristiano que una hermandad agrietada y dividida».

La parroquia de Santiago acogió la apertura del curso cofrade

Finalmente, hizo referencia a la importancia de la relación entre las hermandades, con la parroquia y con el clero. «Las hermandades no son una isla, sino que se legitiman en la comunión dentro de la Iglesia, y en comunión con los pobres».

Por otro lado, Asenjo también reflexionó sobre el tiempo de Adviento que acaba de comenzar, recordando la importancia de este período como «reconversión, para cambiar la mente y el corazón». Según dijo, en estas semanas «tenemos que conocer los caminos de reconversión: la oración, la penitencia y la renovación de nuestra fraternidad. Sólo por este camino nos prepararemos debidamente para vivir la Navidad».

La anterior junta superior recibió un obsequio

Durante la eucaristía, en la que intervino el Coro Siarum, recibieron la insignia del Consejo de Hermandades aquellas personas que han sido nombrados hermanos mayores durante el pasado curso: Sebastián Florido, de la sacramental de Santa María; Luis Pérez Estévez, de la Trinidad; y Emilio Alfaya, de la Quinta Angustia. Además, todos los hermanos mayores –salvo el de la Virgen de Consolación, que se asuntó por motivos de salud- juraron su cargo como miembros del Consejo.

De igual modo, los cuatro utreranos que formaron parte de la junta superior del Consejo de Hermandades durante el pasado cuatrienio recibieron sendos obsequios como recuerdo. Además, se dio lectura al acta del pleno de esta institución cofrade en el que se nombraron los pregoneros y cartelistas para 2018.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *