Cómo escoger un crédito rápido

Cómo escoger un crédito rápido

Internet está lleno de páginas que ofrecen dinero rápido. Una buena forma de conseguir capital, siempre que se elija el adecuado.

Pagar una reparación imprevista, llegar a fin de mes o incluso comenzar un pequeño negocio. Estas son algunas de las cosas para las que conseguir dinero rápido suele ser imprescindible. Los bancos solicitan mucha documentación y los tiempos para prestar dinero no son aceptables en estos casos, ya que se suele alargar mucho el tiempo de estudio. Con el fin de eliminar las esperas aparecieron los llamados créditos rápidos, de lo que hay cada vez más páginas en Internet.

Estas páginas ofrecen desde unos cuantos cientos a pagar en pocas semanas hasta cantidades mayores a plazos más largos. Hay quien incluso se plantea utilizar alguno para montar su propia empresa y ganar dinero por Internet. No es una mala idea, aunque es importante tomar una decisión bien meditada. Si estás pensando en solicitar dinero para esto o para alguna otra cosa, ten en cuenta unos consejos.

No pidas dinero que no podrás devolver

Uno de los errores más comunes con este tipo de préstamos es pensar que sirven para quienes tienen apuros económicos. Algo muy peligroso, ya que si no puedes devolver el dinero a tiempo, los intereses de demora aumentarán la deuda. Y lo que en principio parece la solución solo agrava el problema.

Por ello, antes de empezar a buscarlo tienes que calcular muy bien cuánto dinero necesitas y asegurarte de que lo vas a poder devolver. Los créditos sin papeleos al instante son muy cómodos porque te ahorras mucho tiempo y no tienes que reunir documentación, pero siguen siendo préstamos y quien los concede espera recuperar el dinero y que pagues los intereses.

Aprovecha la competencia

Como el número de empresas que ofrecen préstamos por Internet no deja de aumentar, algunas de ellas tratan de atraer a quienes buscan dinero rápido con alguna oferta. Por ejemplo, hoy se puede conseguir un primer préstamo sin intereses. Algo bastante interesante porque solo tendrás que devolver el dinero que te han prestado.

Por eso, cuando empieces a buscar, fíjate bien en cuáles son los créditos para nuevos clientes que ofrecen ventajas como esa. El resultado es bastante ventajoso, por lo que merece la pena dedicar algo de tiempo a comparar.

Confía solo en empresas serias

Es importante que te fijes en quién está detrás de la página que ofrece el crédito. De este modo, puedes ver si se trata de una empresa de confianza o es mejor buscar en otro sitio. Por ejemplo Ferratum tiene como responsable un banco europeo, lo cual hace que pedir dinero por Internet allí sea como acercarse a una oficina para que nos lo presten.

Hay páginas que prestan dinero que en realidad no son empresas, sino prestamistas particulares que han querido aprovechar esta demanda para hacer negocio. Aunque no hay nada de malo en ello y todo está regulado, lo mejor es tratar con una empresa que disponga del aval de un banco.

Utiliza un comparador

El auge de las empresas de préstamos rápidos ha llevado a algunos a lanzar comparadores de créditos, parecidos a los de los seguros. Estos comparadores son muy útiles para encontrar el que nos interesa en poco tiempo y sin mirar en otro sitio. Uno de estos es Top Creditos (https://www.topcreditos.es/), que analiza las condiciones de las principales empresas y así encontrar la entidad que nos ofrece mejores condiciones, en función de las cantidades y el plazo que nos interesa, entre otros factores.

Gracias a Internet, conseguir el dinero que te hace falta para lo que sea es muy fácil. Solo tienes que elegir bien.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.