El presidente de Equus desmonta las acusaciones de Cabra, niega presiones y recuerda que el concurso ha costado «el doble»

El presidente de Equus desmonta las acusaciones de Cabra, niega presiones y recuerda que el concurso ha costado «el doble»

El presidente de la asociación de profesionales y aficionados al caballo (Equus-Utrera), José María Gómez, ha afirmado que los concursos ecuestres celebrados este año en la Feria de Consolación han sido un «fracaso» y han costado «el doble» de dinero al Ayuntamiento. Además, ha negado que haya presionado a los concursantes de ediciones anteriores para que no participaran en esta ocasión. De esta forma, ha salido al paso de las afirmaciones vertidas por la edil de Festejos, María del Carmen Cabra (PSOE), quien le acusó de desentenderse de la organización de los concursos de feria y de haber presionado a los concursantes.

Gómez recuerda que, hasta 2016, ambas entidades firmaban un convenio de colaboración por el cual Equus organizaba los eventos y la concejalía abonaba algunos gastos, en concreto unos 3.700 euros en concepto de premios y el pago a algunos vigilantes de seguridad. «Estas cantidades eran abonadas directamente por dicha delegación a los interesados o a las empresas correspondientes», comenta, recordando que la asociación ha trabajado en torno a estos certámenes en los últimos nueve años.

Por su parte, la entidad se hacía cargo de costear el seguro, el alquiler de la plaza de toros y a una persona encargada de la misma, la cartelería, las entradas, los jueces del concurso, los regalos de los participantes y la megafonía. A todo ello se suman «gastos de transporte, gastos telefónicos, y el trabajo de todos y cada uno de unos 12 compañeros que desempeñamos diversas funciones». Además, Equus se encargaba de organizar otras iniciativas como mesas redondas, visitas y actividades escolares.

El presidente de la entidad ecuestre ha explicado que en la pasada feria recaudaron unos 700 euros de la venta de entradas, una cuantía que «no cubre los gastos. Es decir, hemos puesto dinero encima de todo el trabajo y las preocupaciones, con lo que Equus-Utrera nunca ha recibido ninguna cantidad económica ni la ha pedido».

A pesar de todo ello, «parece ser que este año no se podía realizar el convenio de colaboración». Esto abre dos opciones para celebrar los concursos: que lo organice la concejalía de Festejos o conceder una subvención nominativa. En este último caso, José María Gómez explica que la asociación tendría que presentar un proyecto previo y posteriormente justificar unos costes que debía asumir la entidad antes de recibir el dinero, pero «lógicamente Equus-Utrera no posee esas cantidades para afrontar los gastos».

Ante esta situación, «le pedimos al área de Fiestas Mayores que ellos organizaran y nosotros colaborábamos. Nosotros hubiéramos realizado los concursos, pero no todo el papeleo, y así se lo manifesté a la concejala. Dijo que no tenían personal para ello y que entonces tendría que ser una empresa, y yo le pasé el teléfono de una empresa. Nunca desde Equus-Utrera se le dio la consideración de idoneidad; es la delegación la encargada de contrastar la idoneidad de cualquier contrato que realice, no Equus-Utrera que solo facilitó un contacto».

Gómez compara este evento con lo que ocurre con otros actos que se celebran a lo largo del año en Utrera: «¿quién hace el proyecto para celebrar los carnavales, las candelas de Navidad, las noches de flamenco en las calles, los saeteros de Semana Santa,…? Creo que todo el mundo participa bajo la organización del Ayuntamiento. Pues eso es lo que solicitamos».

Por otro lado, el presidente de Equus-Utrera ha criticado la fecha y el horario elegidos para la celebración de estos certámenes. Considera un error que la organización plantee que los participantes acudan «después de todo un día en la feria con los coches sucios, los caballos sudados, los trenzados caídos, las guarniciones sucias y los pasajeros hartos ya de feria», frente a la convocatoria que, hasta el año pasado, se planteaba el domingo previo a la feria. Todo ello ha provocado unos resultados de participación «desastrosos», con «sólo cuatro carruajes y una asistencia de menos de un centenar de público» en el concurso de enganches; y «unos 10 jinetes» en el paseo a la vaquera, «frente a casi la treintena de años anteriores».

De igual modo, Gómez ha destacado los 8.000 euros que, aproximadamente, ha cobrado la empresa Tono Hípica para organizar los concursos, «un dinero que Equus-Utrera nunca recibió», mientras que antes el Consistorio destinaba «casi la mitad».

También ha hecho referencia José María Gómez al listado de concursantes de años anteriores que, según Cabra, la asociación se ofreció a entregar al Ayuntamiento. Sin embargo, dicha documentación «la tiene» la propia concejalía de Festejos porque «nos exigía los originales de los inscritos en sendos concursos» cuando Equus los organizaba. Además, ha sido tajante al afirmar que «por supuesto que Equus-Utrera no ha coaccionado a ninguna persona para que no participara, ni con llamadas, ni con mensajes a los teléfonos móviles, ni con mensajes a través del WhatsApp, ni mediante ningún otro medio de comunicación».

Finalmente, el presidente de la entidad ecuestre ha lamentado que este año no haya participado ninguna escuela hípica de la localidad, como venía sucediendo para «fomentar la afición de los más pequeños»; y tampoco se ha realizado el tradicional homenaje a alguna persona vinculada al mundo del caballo.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Un comentario en “El presidente de Equus desmonta las acusaciones de Cabra, niega presiones y recuerda que el concurso ha costado «el doble»

  1. Francisco dice:

    Bien dicho jose maria verdades como templos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *