Un día en el que todos los corazones están en Consolación (GALERÍA)

Un día en el que todos los corazones están en Consolación (GALERÍA)

Si hay un día que identifica a la ciudad de Utrera, sin lugar a dudas, es el 8 de septiembre. La jornada en la que la Iglesia conmemora la natividad de la Virgen, todas las miradas se fijan en el rostro de «la del barquito en la mano». Y rememorando aquella antigua e importante romería que existió en su honor, ríos de peregrinos siguen llegando al santuario de Consolación.

Mientras el bullicio se apodera del recinto ferial, en el último tramo del paseo rotulado con el nombre de la patrona utrerana se respira un ambiente especial. Tras recorrer numerosos kilómetros y llegar desde diversas localidades, los devotos de la Virgen de Consolación se postran ante sus plantas en la noche más hermosa del año en Utrera.

El encendido de la lámpara de aceite, el canto de la salve y el repique de las campanas anuncian, a medianoche, el inicio de un día muy especial para los utreranos. A lo largo de toda la madrugada, este templo mantiene sus puertas abiertas para recibir a las miles y miles de personas que acuden a saludar a la Virgen y rezar ante Ella. Es el momento del final del camino, el de las oraciones que salen del corazón, el de subir al camarín y pasar ante la mayor devoción de Utrera, el de dar luz a una de las cientos de velas que esta jornada iluminan el patio interior del santuario,…

Así comienza esta ciudad su día más especial, así arranca cada año el 8 de septiembre, así vuelven a llegar todos los caminos hasta ese rincón de Utrera donde habita el consuelo.

Actos del día 8
En esta jornada de fiesta local, todas las miradas se centran en torno a la patrona. Junto a las peregrinaciones y las eucaristías que se suceden en el santuario, una de las convocatorias que se plantea este día es el rosario de la aurora en el que participan las hermandades utreranas. Con salida desde la parroquia de Santa María de la Mesa a las 7.00 horas, se dirige al santuario donde, a las 8.00 horas, se celebra una misa que, como es tradicional, preside el director de la Casa salesiana de Utrera, Juan José Gutiérrez Galeote.

La otra gran cita se vive a las 12.00 horas. Es con la Solemne Misa Concelebrada, que presidirá el párroco de Santa María y rector del santuario de Consolación, Joaquín Reina Sousa; y que contará con la homilía el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Marcelino Manzano Vilches. Además, intervendrá el coro Auxilium, bajo la dirección del salesiano Juan Manuel Espinosa.

Son convocatorias que suceden a lo largo de una jornada maratoniana en el santuario de Consolación. Como viene siendo costumbre, permanecerá abierto de manera ininterrumpida hasta la medianoche, para facilitar la llegada de los devotos de la patrona de Utrera.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *