- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

El gobierno aprueba reformar y dejar el paseo de Consolación con su estética actual tras la presión popular

El gobierno local, integrado por el PSOE e IU, anunció en febrero de 2016 su intención de reurbanizar el paseo de Consolación. Para ello abrió un concurso de ideas, en cuyas bases destacaba la propuesta de peatonalizar el actual espacio destinado al tráfico rodado.

Media docena de proyectos fueron presentados, y todos hacían caso a la indicación del gobierno que preside el socialista José María Villalobos. Las seis propuestas mostraban un paseo sin tráfico y ampliando el espacio peatonal, con trabajos que llegaban a alcanzar los tres millones de euros de inversión.

Sin embargo, frente a la pretensión del equipo de gobierno, los utreranos mostraron un rechazo frontal a la reforma integral del paseo de Consolación, que es uno de los lugares con mayor valor sentimental y simbólico para la ciudad. Para hacer frente a esta situación, desde el Ayuntamiento se lanzaron varias campañas con las que intentar convencer a los ciudadanos: carteles, a modo de bocadillos de cómic, clavados en los árboles; otros situados en los bancos del paseo; pintura sobre el pavimento; una página web; folletos; azafatas durante los días de la feria,…

A pesar de todo ello, los utreranos mostraron su deseo de conservar el paseo con la estética actual, apostando únicamente por arreglar el mobiliario y la solería que se encuentra en mal estado. La mayor parte de las críticas se centraron en el alto coste de los proyectos, en la posibilidad de que se talaran los árboles de esta emblemática zona, así como en los problemas de tráfico que iba a generar en el entorno y en la necesidad de plazas de aparcamiento para los barrios adyacentes.

Durante el período de tiempo en el que los ciudadanos pudieron mostrar su opinión, un 25% del total de los votos fueron en blanco, que era la única posibilidad que existía para mostrar la disconformidad con las propuestas presentadas. A pesar de ello, el Ayuntamiento decidió elegir el proyecto menos votado por los utreranos como base para la reforma del paseo de Consolación.

Finalmente, la presión popular ha podido a los deseos de Villalobos, su gobierno ha terminado dando marcha atrás y será un proyecto de menor envergadura el que se ejecute en ese rincón de Utrera. En concreto, la junta de gobierno local ha aprobado la primera fase de la remodelación, que abarca desde la zona ajardinada frente a los bloques de viviendas que existen al comienzo hasta la entrada del espacio ajardinado que precede al santuario de la patrona, incluyendo también la ejecución de la red de saneamiento en la zona pavimentada del paseo. De esta forma, se deja al margen el espacio ajardinado que hay al inicio, en el lateral derecho, delimitado por el propio paseo y la avenida de Portugal.

La actuación prevista por el gobierno respeta la mayor parte de la zona ajardinada, diseñando unos espacios de estancias pavimentados de forma semicircular, como prolongación de las vías transversales existentes. En sentido longitudinal, en el paseo Maestro Juan Guerrero, se actúa uniformando su diseño en todo su trazado. Por su parte, en la zona que linda con la calle Mar Adriático se proyecta la ejecución de un acerado y la continuación del carril bici existente.

En relación a las actuaciones en jardinería, se propone la eliminación de los árboles en mal estado y la plantación de nuevos ejemplares, así como la colocación de césped en los parterres afectados por la intervención. Respecto a las instalaciones, se prevé la ejecución de una red de riego con las instalaciones anexas y la creación de una red de abastecimiento de agua, saneamiento y alumbrado.

El equipo de gobierno contempla ejecutar estos trabajos con los fondos del Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), antiguamente conocido como PER, de este año. En total, el presupuesto de ejecución asciende a 890.592 euros.