Un grito contra «los insultos y amenazas» que sufren los profesores

Un grito contra «los insultos y amenazas» que sufren los profesores

Un centenar de personas han protagonizado una concentración convocada por un grupo de profesores del instituto Ponce de León, que han secundado otros profesionales de la educación, así como representantes políticos y sindicales. Se ha desarrollado en la plaza de Gibaxa, y ha querido servir para denunciar las «intolerables amenazas e insultos por parte de algunos alumnos y padres, que llevan tiempo sufriendo los profesores» de dicho centro educativo.

Los docentes han leído un comunicado y han tratado de dar visibilidad a un problema que están sufriendo en sus carnes, solicitando la ayuda y la implicación de la sociedad utrerana. El encargado de dar lectura al manifiesto fue uno de los profesores, Javier Chaín, quien destacó que «no estamos dispuestos a admitir que nuestra labor implique también aceptar sin más el menosprecio, la falta de respeto y el menoscabo de nuestro trabajo, al que con frecuencia nos vemos sometidos en las aulas y fuera de ellas por parte de una minoría de alumnos y padres que solo entienden la ley del más fuerte».

Un centenar de personas estuvieron presentes en la protesta

Un centenar de personas estuvieron presentes en la protesta

«Este tipo de incidentes no son diarios en nuestro centro pero no son infrecuentes, tanto en las aulas como fuera de ellas. No es que de manera mayoritaria los alumnos y los padres de alumnos del instituto sean violentos, pero sí es cierto que hay alumnos y padres concretos que cuando se acercan al centro mantienen una actitud de falta de respeto y casi de violencia», explica Jesús Alcocer, otro de los profesores del centro.

El grupo de docentes ha dado un paso adelante después de que recientemente haya tenido lugar en el propio instituto un complicado episodio que ha sido la gota que ha colmado un vaso que llevaba tiempo llenándose. Según cuentan los docentes, un padre vertió contra uno de sus compañeros «intolerables amenazas e insultos». El profesor ha decidido acudir a la Justicia, interponiendo una denuncia contra el padre en cuestión, que también ha sido reprendido por el propio consejo escolar del centro.

«Hoy hemos dado el paso adelante y nos concentramos en este lugar porque, además de las medidas administrativas que ya se pueden tomar, queremos hacer visible este problema, porque los profesores nos hemos callado demasiadas veces», explica Alcocer. Este profesor se muestra tajante y explica que «queremos que toda la sociedad sepa que no estamos dispuestos a que esto siga ocurriendo» y apunta que no se trata de un hecho aislado que solo está ocurriendo en el instituto Ponce de León, ya que «desgraciadamente nos hemos enterado que hace pocos días también ha habido un problema parecido en el instituto Ruiz Gijón».

clinicas dental siete - marzo17

El pasado 6 de junio tenía lugar la primera de las medidas que ha tomado este grupo de profesores para alzar la voz contra este tipo de situaciones, concentrándose a las puertas del propio centro portando una serie de carteles de denuncia. Un impulso para el que se han quedado solos, ya que ni todos los profesores del centro están implicados ni tampoco cuentan con el apoyo de la dirección del instituto o la asociación de madres y padres de alumnos. En referencia a este aislamiento, Alcocer explica que «ellos tendrían que ser los que explicaran por qué no nos apoyan, pero no es extraño porque ante este problema la elección habitual ha sido siempre mirar hacia otro lado, pero nosotros no vamos a esperar a que esto vuelva a ocurrir otra vez». Según recoge el manifiesto leído por Javier Chaín, «estamos cansados de admitir en silencio incidentes de menor o mayor gravedad y de tener que mirar hacia otro lado, porque sabemos que al final estos hechos son tratados como meras incidencias menores, propias de la labor del docente, extendiéndose un manto de silencio sobre ellos».

Según recuerda Alcocer, «cuando los padres tengan desacuerdos con el centro, tienen muchas opciones para mostrar sus disconformidad a través de cauces administrativos normales, se tiene que acabar que impere la ley del más fuerte. Desgraciadamente estamos muy expuestos, el problema es de todos».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *