Utrera acaricia el sueño de rezar ante la Blanca Paloma (GALERÍA)

Utrera acaricia el sueño de rezar ante la Blanca Paloma (GALERÍA)

El martes previo a Pentecostés, la ciudad de Utrera amanece entre el sonido de los cohetes, de la flauta y el tamboril, de los vivas y del compás que dejan los caballos al caminar por las calles adoquinadas del casco histórico del municipio. La hermandad del Rocío se echa al camino para culminar la cuenta atrás que le llevará a postrarse ante la Blanca Paloma.

Tras la misa de romeros, la parroquia de San José despedía a la entidad rociera, que emprendía el tradicional itinerario por el casco urbano antes de dejar atrás el municipio. La primera de las paradas llegaba en la plaza de Gibaxa, a las puertas del ayuntamiento, que recibió entre pétalos al simpecado mientras el alcalde entregaba a la comitiva utrerana la bandera de la ciudad. Las puertas de la iglesia de San Francisco se abrían también para que la hermandad de la Vera-Cruz saludara a los rocieros, como ocurriría más tarde en la capilla de Fátima.

Entre la explosión de colores del exorno floral de la carreta, el simpecado verde de la hermandad utrerana fue recibiendo el saludo y las oraciones de quienes se quedan en el municipio. Por delante de los rocieros, varios días de camino antes de pisar la arena de la marisma onubense. Y para que todos sepan el origen de quienes caminan hacia tierras almonteñas, los mostachones colgados en los varales de la carreta delatan la procedencia de un simpecado a cuyos pies también se encuentra la patrona de la ciudad.

La comitiva rociera recorre ya los caminos y senderos que le separan de la Blanca Paloma. Lo hace arropada por unas 300 personas, con más de 20 carriolas y medio centenar de caballos. Ya habrá que esperar al atardecer del 8 de junio para escuchar de nuevo los cohetes que anuncien a los utreranos la llegada de la carreta, acompañada del tintineo de las campanillas que cuelgan del templete.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *