Los sindicatos vuelven a salir a la calle para reclamar a Villalobos que dé marcha atrás a su «reforma laboral»

Los sindicatos vuelven a salir a la calle para reclamar a Villalobos que dé marcha atrás a su «reforma laboral»

Discriminación, desigualdad y sustracción de derechos a los empleados municipales. Éste es el argumento que ha centrado una nueva concentración que han protagonizado la totalidad de los sindicatos con representación en el Ayuntamiento que, por quinta vez, han salido a la calle para protestar por la situación que vienen sufriendo desde la llegada al poder del gobierno integrado por el PSOE e IU.

Comisiones Obreras, UGT, CSIF, Unión Sindical Obrera y los sindicatos policiales SIPAN y SPPME han denunciado el «empecinamiento» del gobierno municipal «en la contratación de empleados mal pagados, bien formados y subcontratados». Estas organizaciones han comentado que el gobierno que encabeza el socialista José María Villalobos «sigue discriminando a los funcionarios, pues diferencian un régimen retributivo distinto para aquellos que son seleccionados como personal funcionario interino por necesidades temporales, ya que sus retribuciones son menores a igualdad de trabajo». Además, «sigue sin cubrir las vacantes existentes, pues así no tienen que remunerar conforme a la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) de este Ayuntamiento, continuando con la precarización y el abaratamiento del empleo público».

sindicatos protesta 2017-05-26 (4)Los sindicatos han denunciado que para el personal laboral «también existen diferencias retributivas importantes, y siguen empeñados en mantenerlas». Y todo ello «a pesar de haber votado en contra cuando estaban en la oposición». Recuerdan que «no es lo mismo estar contratado por programas (que tienen un salario más bajo) que por las distintas bolsas de trabajo, donde los salarios se rigen por el convenio colectivo».

Los afectados han reclamado al gobierno de Villalobos que dé marcha atrás en la «reforma laboral local» impulsada por el alcalde, y que «no siga con la discriminación y la desigualdad en el empleo público». En palabras de estas organizaciones sindicales, «no entendemos la hipocresía de nuestros gobernantes, al solicitar sus respectivos partidos políticos que se anule por el gobierno central una reforma laboral del año 2012 y estar intentando instaurar a nivel local una reforma laboral más agresiva, denigrante y mutiladora de derechos que la realizada por el Partido Popular a nivel nacional».

El gobierno local niega la reducción de derechos laborales
El equipo de gobierno, integrado por el PSOE e IU, ha intentado salir al paso de las reivindicaciones de los sindicatos, tras denunciar los recortes en los derechos laborales que vienen sufriendo los empleados municipales. En este sentido, la edil de Recursos Humanos, María del Carmen Suárez (PSOE), ha negado «cualquier recorte de derechos a los trabajadores municipales». Además, a pesar de que todos los sindicatos se han unido contra la situación que padecen, la concejala ha centrado sus críticas exclusivamente a las «constantes presiones de la sección sindical de UGT».

Suárez acusa a los manifestantes de «complacencia sindical con los gobiernos andalucistas» y dice haber encontrado ahora «un ensañamiento desde el primer momento hacia este equipo de gobierno».

Respecto a los recortes de derechos, «la formación de los trabajadores, así como la conciliación se puede ver reflejada en las acciones que se están llevando a cabo y que hasta julio de 2015 brillaban por su ausencia en este Ayuntamiento. Como ejemplo, la formación inicial en prevención de riesgos laborales que han recibido los 907 trabajadores que se han incorporado a trabajar en el Ayuntamiento desde el inicio del mandato, a lo que hay que sumar la formación para bomberos y el resto de miembros del comité de seguridad y salud». Por otro lado, Suárez afirma que «se han facilitado los reconocimientos médicos, trayendo a las instalaciones municipales una unidad móvil para que los trabajadores no se tuvieran que desplazar como se hacía con anterioridad y se ha contratado una empresa para instaurar el control horario con el objetivo de propiciar la conciliación familiar de los trabajadores municipales».

clinicas dental siete - marzo17La responsable de Recursos Humanos ha negado «rotundamente la falta de voluntad para negociar que insistentemente argumenta UGT para justificar las protestas y las presiones. Es pura hipocresía, ya que los sindicatos han dejado de presentarse a las convocatorias de la mesa general de negociación y han realizado concentraciones en base a unos supuestos recortes que ellos saben que no se están haciendo».

En cuanto al nuevo convenio colectivo, la edil del ramo ha asegurado que «estamos trabajando en él y pretendemos negociarlo en su conjunto, como ha indicado el Sercla después de haberse pronunciado por la denuncia interpuesta por UGT. Sin embargo, los representantes sindicales solo quieren negociar los puntos que a su entender se incumplen». En ese sentido, Suárez afirma que «el equipo de gobierno quiere llegar a un consenso con el máximo de fuerzas sindicales posibles, convocando todas las mesas negociadoras que hagan falta para poder aprobar un texto que beneficie a toda la plantilla municipal y no solo a una parte de ella».

Para finalizar, María del Carmen Suárez ha asegurado que «este equipo de gobierno no ha perdido ninguna de las demandas que los sindicatos nos han interpuesto y no vamos a permitir chantajes, amenazas ni falsedades por el protagonismo de unos pocos. Nos llama la atención y nos da pena que ahora, con tanto ahínco, promuevan movilizaciones utilizando verdades a medias y a personas que han entrado a través de programas temporales, de planes de empleo».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *