El tramo de la SE-40 entre la autovía de Utrera y la N-IV, para marzo de 2018

El tramo de la SE-40 entre la autovía de Utrera y la N-IV, para marzo de 2018

La construcción de la segunda ronda de circunvalación de Sevilla, la SE-40, avanza a buen ritmo y hay previsiones para que los coches puedan circular por más kilómetros de esta carretera en próximas fechas. En este año abrirán dos tramos, el que va de Coria del Río a Almensilla y el de Almensilla-Espartinas. Para marzo de 2018 entrará en funcionamiento el tramo que conecta la autovía Sevilla-Utrera (A-376) con la N-IV.

Este último tramo es uno de los que aportará más funcionalidad a la vía, ya que su construcción permite enlazar de forma directa de la autovía de Madrid a la de Cádiz. Eso supone desviar gran cantidad de tráfico que ahora tiene que llegar hasta la SE-30, por lo que esta vía debe verse descongestionada de forma importante en particular al desviar el tráfico pesado que realiza el recorrido Madrid-Cádiz. Para ello se trabaja en el tramo actual que va desde la A-376 hasta la A-4, pasando el casco urbano de Dos Hermanas. La inversión asciende a 74,47 millones de euros y actualmente se encuentra al 36% de ejecución.

La obra que se desarrolla en la actualidad está dividida en dos tramos que suman en total 8 kilómetros, de la misma longitud prácticamente. El primero va desde la A-376 hasta el enlace de acceso a Dos Hermanas que estará en la avenida de Adolfo Suárez, siendo el presupuesto de 25.517.000 euros. El segundo llevará desde el final del anterior hasta la conexión con la A-4, con un presupuesto más elevado, de casi 49 millones de euros. El diseño de la autovía contempla dos calzadas de tres carriles cada una, pero se ha previsto una posible ampliación de cara a necesidades del futuro con un carril más en cada sentido. Para ello se contempla la construcción de una mediana de 10 metros de ancho.

El paso por Dos Hermanas ha hecho que se realicen varias obras de integración urbana. Habrá tres pasarelas en el parque de Doña María y un viaducto de 872 metros para salvar el ferrocarril, la carretera Bellavista-Dos Hermanas, la antigua N-IV y el arroyo Culebras. Habrá además siete pasos inferiores y tres pasarelas peatonales.

Las obras siguen también en dos tramos en el Aljarafe. Entre Coria y Almensilla, con 87 millones de inversión y fecha de puesta en servicio a final de este año; y otro entre Almensilla y Espartinas, que supone una inversión de 68 millones y abrirá al tráfico en el último trimestre de 2017. Más complicados se presentan otros dos tramos que requieren de la construcción de túneles bajo el río Guadalquivir. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (PP), que recientemente ha visitado la zona, ha indicado que este mes tiene previsto remitir a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) el informe que le han requerido sobre la protección de la infraestructura ante caudales correspondientes a períodos de retorno de 500 años. La CHG modificó su estimación inicial y ha sido necesario un nuevo informe. Después de que llegue a la Confederación, este organismo deberá informar de las actuaciones a seguir. De la Serna espera que esto sea un trámite rápido, pero se mostró prudente ante lo que pueda decir la CHG y si será necesario modificar los proyectos y las obras en desarrollo.

Por último, el responsable de Fomento mostró el compromiso del Gobierno central con el resto de la obra de la SE-40, que está más atrasada en la zona norte. El siguiente tramo a ejecutar sería el de Espartinas-Valencina que está presupuestado en 47 millones de euros.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *