Un atardecer de Cuaresma con el Cristo de los Milagros (GALERÍA)

Un atardecer de Cuaresma con el Cristo de los Milagros (GALERÍA)

El vía crucis anual en honor al Cristo de los Milagros ha dejado este año una estampa poco habitual. Cuando todavía la luz del viernes de Cuaresma iluminaba el barrio de Santa María, el crucificado salía de su sede canónica para protagonizar esta cita cofrade.

La campana del muñidor abrió, como es tradicional, este cortejo en el que también estuvieron –como también es costumbre- 14 acólitos antecedieron la llegada del Señor, en recuerdo de las estaciones del vía crucis, así como el preste caminando tras el crucificado.

Portado a hombros, el Cristo de los Milagros recorrió el itinerario tradicional por el entorno de la parroquia, deteniéndose para la lectura de cada una de las oraciones que integran este acto religioso. Acompañando esta convocatoria, un grupo de devotos y de miembros de la hermandad con cera.

Ya de regreso en la iglesia, con su interior prácticamente a oscuras, la imagen del crucificado fue situada nuevamente en el altar mayor, culminando de esta forma una de las citas habituales de la Cuaresma utrerana.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *