El colapso de los juzgados de Utrera llama a la puerta de la subdelegación del gobierno central

El colapso de los juzgados de Utrera llama a la puerta de la subdelegación del gobierno central

El colapso que sufren los juzgados de Utrera sigue sin encontrar solución. Los profesionales que trabajan en esta sede judicial han denunciado dicha situación en numerosas ocasiones, aunque hasta ahora ninguna administración le ha puesto remedio. Los afectados han dado un paso más y han llevado el problema hasta la subdelegación del gobierno central en Sevilla.

El titular de este departamento, Ricardo Gil-Toresano (PP), ha mantenido un encuentro con el decano del colegio de abogados de Sevilla, José Joaquín Gallardo; con la decana del colegio de procuradores en Sevilla, Isabel Escartín; con las delegadas de ambos colegios en Utrera, María José Robledo y María Dolores Yuste; y con los abogados Fernando Osuna y José Rojas.

En esa reunión, le trasladaron la penosa situación en la que trabajan cada día los profesionales de la justicia en Utrera. «El subdelegado se ha comprometido a tratar el tema con el ministro de Justicia, que precisamente va a venir a Sevilla en Semana Santa; y hemos solicitado también una reunión con el consejero de Justicia de la Junta de Andalucía, para que exista el diálogo necesario entre ambas administraciones», explica a Utrera Digital el letrado utrerano José Rojas.

El problema principal que se vive en los juzgados de Utrera es la completa falta de medios, tanto físicos como materiales, que provocan que los juzgados acumulen un notable retraso a la hora de enjuiciar los asuntos. Dicho retraso, en algunos casos, provoca que tarde en celebrarse un juicio hasta más de 10 años desde que se cometió el delito.

Abogados, jueces y procuradores han denunciado esta situación ante instancias como el Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo Andaluz, la Audiencia Provincial de Sevilla, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía e incluso ante la Comisión de la Unión Europea. Estas denuncias han generado muchas palabras de apoyo e informes donde se analiza la situación, pero a la hora de hora de la verdad han llegado pocas acciones efectivas. Y es que, al margen de la incorporación de funcionarios y jueces de refuerzo de manera temporal, el problema sigue viviéndose cada día, sobre todo en el juzgado de primera instancia e instrucción número 2, que es el más colapsado de todos.

el abogado responde - banner noticias

Se trata de un problema que define a la perfección la fiscal jefe de Dos Hermanas, María de los Ángeles Calvo, asegurando que «la situación en la que se encuentran los juzgados de Utrera vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva que nuestra Constitución reconoce a todo ciudadano».

No solamente los utreranos se ven afectados por estos problemas, ya que esta sede judicial abarca también a los municipios de Los Palacios y Villafranca, El Coronil, y Los Molares. En total, son más de 100.000 habitantes a los que perjudica dicho colapso.

Esta situación provoca que muchos asuntos prescriban antes incluso de que lleguen a ser juzgados. Es el caso de la triste historia de un ciudadano de Algodonales, que chocó contra una mula en una carretera de Utrera en el año 2004 y que murió el pasado año sin haber cobrado la indemnización que la justicia había determinado; o un asunto que afecta directamente al torero Finito de Córdoba, quien tenía pendiente un juicio por una supuesta agresión a tres utreranos en 2011, una falta que ha prescrito sin que llegue a celebrarse el juicio.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.