¿Qué hace si has entregado dinero a cuenta para construir una vivienda y la promotora no la ha terminado?

Comparte esta noticia:

Uno de los graves problemas provocados por la burbuja inmobiliaria ha sido el sufrido por aquellas personas que compraron una vivienda sobre plano que entregaron cantidades de dinero a cuenta como parte de pago y que, por un motivo u otro (normalmente la quiebra de las promotoras) nunca llegó a construirse, perdiendo las cantidades entregadas, o incluso cuando se entregan fuera de plazo.

Para resolver estos conflictos hay que acudir a la Ley 57/1968 que, aunque derogada en la actualidad desde 1 de enero de 2016, sigue siendo de aplicación para las cantidades entregadas con anterioridad a dicha fecha.

En resumen, dicha Ley establecía que en caso de incumplirse el plazo de entrega de la vivienda los compradores tendrán derecho a recuperar todas las cantidades aportadas, más intereses. Dichas cantidades debían estar en cuentas destinadas a tal fin y aseguradas por las entidades bancarias depositadas.

Si bien lo anterior parece bastante claro, no ha sido hasta la Sentencia del Tribunal Supremo de 21 de diciembre de 2015, cuando ha adquirido especial relevancia. La novedad radica en que se declara como responsable subsidiario a la entidad financiera donde los compradores habían ingresado el dinero.

Este avance supone un importante hito pues debido a que la mayoría de las empresas constructoras de España que no terminaron sus obras se encuentran en concurso de acreedores y no tienen posibilidad de devolver a los compradores las cantidades entregadas, éstos daban por perdido su dinero. Sin embargo, ahora que responden las entidades financieras donde se ingresaban esas cantidades hay total viabilidad para conseguir la devolución del dinero perdido por los consumidores.

Así, el Tribunal Supremo fija como doctrina lo siguiente: «En las compraventas de viviendas regidas por la Ley 57/1968 las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor sin exigir la apertura de una cuenta especial y la correspondiente garantía responderán frente a los compradores por el total de las cantidades anticipadas por los compradores e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad».

el abogado responde - banner noticias

El plazo para reclamar es de 15 años desde el incumplimiento por parte del promotor o constructor. No obstante, este plazo se modifica por la disposición final 1 de la Ley 42/2015, de 5 de octubre debido a la modificación del Código Civil siendo que éste plazo se ha reducido a 5 años por lo que la fecha límite de incumplimientos anteriores a dicha ley el 06 de octubre de 2020.

Desde Giráldez Abogados le invitamos a acudir a nuestro Despacho donde le asesoraremos sobre la posibilidad de reclamar tanto a la promotora como a la entidad financiera sobre la viabilidad de su reclamación.

¿Cuáles son los requisitos para reclamar?

  • Tiene que tratarse de la compraventa de una vivienda libre (no en régimen de protección oficial), sin importar que fuera destinada a domicilio familiar o a segunda residencia.
  • Que la compra se haya realizado con anterioridad al 1 de enero de 2016.
  • Que no se haya entregado la vivienda o que no haya finalizado su construcción en los plazos convenidos.
  • Que se hayan ingresado las cantidades entregadas en la cuenta designada por el promotor, aunque no fuera una cuenta especial, sin que las mismas estuvieran avaladas ni aseguradas.
  • Que exista justificación de que los ingresos realizados lo eran precisamente para el pago por la compra de la vivienda, de manera que al Banco le haya quedado constancia de la finalidad de los mismos. O porque haya sido el propio banco quien se ha dirigido por escrito al comprador identificándolo como tal.
Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *