- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

La calle Catalina de Perea perderá todos sus aparcamientos y los acerados

La calle Catalina de Perea perderá todos los aparcamientos que actualmente existen en su parte más baja. Es una de las principales novedades que trae consigo la obra que ya se ha iniciado en esta zona de la ciudad.

Después de que Utrera Digital hiciera pública la falta de información sobre el inicio de la obra de reurbanización de este rincón de la ciudad, el Ayuntamiento ha dado a conocer algunos de los datos que rodean este proyecto. Una vez concluyan los trabajos, solamente quedará una zona de carga y descarga, así como dos plazas de aparcamiento, una de las cuales quedará reservada para minusválidos y la otra para servicio oficial de la concejalía de Servicios Sociales.

Otra de las novedades que ofrecerá esta calle será su estética. Como ya ocurriera con Menéndez Pelayo, también en este caso perderá el actual acerado, para quedar todo el pavimento a un único nivel, en una intervención que abarcará la totalidad de la calle. Asimismo, se instalará un adoquinado parecido al de La Corredera. Por ahora no se conoce cuánto durarán los trabajos, ni si se acometerán por fases ni cómo y cuándo afectará al tráfico rodado.

Junto a la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento, la actuación contempla la reparación y mejora de la pavimentación, así como la ejecución del soterramiento, en cruces, de las líneas eléctricas existentes.

El alcalde, José María Villalobos (PSOE), ha recordado que Catalina de Perea «fue en su momento una de las principales arterias de Utrera, siendo una calle con multitud de negocios y de vida. Hoy en día apenas quedan un par de negocios históricos y son muchas las viviendas abandonadas, una lacra que cada vez se extiende más por el centro histórico de nuestra ciudad. Con esta obra, además, pretendemos hacer una calle más atractiva, tanto para los negocios como para los promotores de viviendas».

En un principio, era la calle San Fernando la que se iba a arreglar. Sin embargo, el regidor local ha explicado que «el riesgo patente de derrumbamiento de la calle Catalina de Perea hacía más aconsejable actuar primero en dicha calle. Aunque la calle San Fernando también necesita un nuevo pavimento, la necesidad es mayor en Catalina de Perea por el peligro que conlleva el estado de la calle». En este sentido, «no es posible actuar en las dos calles a la vez, porque supondría colapsar el barrio de Santa María por completo».

Las obras ya han comenzado por la plaza Ximénez de Sandoval. Los trabajos van a ser realizados por Aguas del Huesna y por el Ayuntamiento de Utrera. El alcalde ha querido destacar «la coordinación y la buena predisposición entre ambas instituciones, en este caso unidas en la labor de recuperar una calle histórica en la que, desde un punto de vista urbano, el paso del tiempo la ha convertido prácticamente en desértica».

La empresa pública ejecutará las obras de mejora y sustitución de las redes de saneamiento y abastecimiento de agua, con una cuantía de 180.000 euros, lo que supone un 40% del presupuesto total de la intervención, que asciende a 265.575 euros. Son financiadas gracias al Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), conocido antiguamente como el PER, participando la Unión Europea, el ministerio de Empleo, la Junta de Andalucía, la Diputación de Sevilla y el Consistorio utrerano.