La carretera Utrera-Puerto Serrano (A-375) estrena un proyecto piloto nacional de mejora de la seguridad vial

La carretera Utrera-Puerto Serrano (A-375) estrena un proyecto piloto nacional de mejora de la seguridad vial

La carretera que conecta Utrera con Puerto Serrano, a través de Los Molares y El Coronil, la A-375, ha sido elegida por la Dirección General de Tráfico (DGT) para poner en marcha un proyecto piloto en España con la intención de mejorar la seguridad. Consiste en la instalación de guías sonoras en el eje central de la calzada de vías convencionales identificadas como peligrosas, para evitar accidentes de circulación por colisión y salidas de la vía.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido (PP), ha presentado dicho proyecto en una convocatoria en la que ha estado acompañado por el delegado del gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz (PP); y por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, entre otras autoridades. Además, se encontraban presentes miembros de la Asociación nacional de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos (Aspaym), con quien a su llegada ha compartido unas palabras de ánimo.

A-375 bandas sonoras - zoido 2Esta carretera forma parte de los 300 tramos de vías convencionales más peligrosos, debido a los excesos de velocidad detectados y a la alta siniestraliddad. La medida está financiada por la DGT, pero requiere el acuerdo del titular de la vía, por lo que el ministro del Interior ha agradecido la colaboración de la Junta de Andalucía.

Zoido ha explicado que estas guías o bandas sonoras son habituales en los laterales de la calzada, pero «la novedad está en que éstas se sitúan en el centro de la misma, con el objetivo de evitar accidentes de circulación por colisión frontal al invadir la vía contraria a causa de distracciones». Según ha apuntado, las previsiones basadas en estudios son reducir entre un 30% y un 50% las salidas de calzada y los alcances frontales.

En el plano técnico, dichas bandas sonoras se sitúan a lo largo de la marca vial de separación de los dos carriles de la calzada, «donde se ha aplicado un ancho de huella de 20 centímetros, con 1,3 centímetros de profundidad». De este modo, al pasar por encima las ruedas del coche, el conductor recibe una vibración que, si va distraído o con somnolencia, le obliga a volver a su carril original.

El ministro ha señalado que en esta vía de 45 kilómetros de longitud, que tiene una circulación media diaria de 2.300 vehículos, se han producido 148 accidentes con víctimas, en los que han fallecido 13 personas durante los últimos seis años.

Juan Ignacio Zoido ha afirmado que el gobierno central tiene «muy claro» que la seguridad vial «es una responsabilidad de todos». Por eso, ha anunciado que el ejecutivo va a adoptar un plan de medidas urgentes y a realizar una revisión profunda de la estrategia de seguridad vial para recuperar la tendencia de disminución de accidentes de los últimos años.

A-375 bandas sonoras - zoido 1«Una de las medidas urgentes que se va a presentar el martes en la comisión de Seguridad Vial del Congreso es ésta y, luego, vendrá la revisión de la estrategia de seguridad vial», ha subrayado Zoido, quien ha tendido la mano a los grupos políticos para alcanzar un pacto de Estado en este ámbito.

Zoido ha recordado que, aunque el número de fallecidos en accidentes de tráfico todavía está en España muy por debajo de la media europea -38 accidentes por cada millón de habitantes frente a los 52 por millón de Europa-, en 2016 ha aumentado por primera vez en 13 años, por lo que dice que el gobierno va a tomar medidas.

Esta medida se implementará en 3.000 kilómetros de tramos calificados como especialmente peligrosos que han sido identificados por la DGT. Para su instalación, en colaboración con los titulares de la vía, Tráfico invertirá un presupuesto de cinco millones de euros. Esta actuación se alinea con la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 como una de las prioridades de mejora de la seguridad en carretera convencional a través de su diseño, especialmente, para evitar salidas de vía y colisiones frontales.

En 2015, fallecieron en vías convencionales 971 personas, lo que representa el 78% de los fallecidos en vías interurbanas. De los 971, un total de 451 perdieron la vida en accidentes con salida de vía por la izquierda y colisiones frontales.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *