La madre del niño que perdió dos dedos por un petardo dice ahora que «no hubo tercera persona implicada», aunque hubo un detenido

La madre del niño que perdió dos dedos por un petardo dice ahora que «no hubo tercera persona implicada», aunque hubo un detenido

Comparte esta noticia:

La historia del niño que perdió dos dedos la pasada Nochevieja debido a la explosión de un petardo ha dado un importante giro. Pese a que inicialmente se habló de un hombre como responsable de este suceso y que se habría dado a la fuga, finalmente no ha habido una tercera persona. Lo ha reconocido Mercedes, la madre del menor afectado, quien ha comentado que los únicos implicados han sido su hijo y un amigo de él.

Según ha explicado, en declaraciones a Utrera Digital, «lo hemos sabido gracias a las investigaciones de la Guardia Civil y de los cirujanos que operaron al niño, quien también ha ido recordando lo que sucedió». Afirma que «yo no he culpado a nadie. Yo buscaba a una tercera persona porque era la información que nos habían dado».

Pese a todo ello, sí ha habido un utrerano detenido como consecuencia de esta historia. Lo ha desvelado la propia madre, quien ha contado que «nosotros nos hemos enterado de dicha detención a través de la Guardia Civil. Ha habido personas que han dado pistas falsas, diciendo cómo era el supuesto responsable y que llevaba un chaquetón rojo. Ese día había un muchacho, vecino de la barriada, que estaba tirando petardos con sus cuatro hermanos y su hijo pequeño, pero no tiene nada que ver con lo que le ha ocurrido a mi hijo. No sé por qué han querido culparlo a él».

dental siete banner dicimebre-16

En palabras de Mercedes, «este chaval lo está pasando mal y quiero pedirle perdón aunque yo a él no lo he acusado». Comenta que «no he podido hablar personalmente con él», y dice «sentirlo mucho y le pido mil perdones por las molestias. Si él quiere denunciar a quienes lo hayan señalado, yo estoy dispuesta a ir con él a donde haga falta porque, si esto no se llega a esclarecer antes de tiempo, habría pagado un inocente».

Así las cosas, finalmente resultó que «mi hijo estaba en la plazoleta de la barriada La Paz jugando con un amigo. Encontraron un petardo que tenía muy poca mecha, mi niño lo cogió y su amigo le prendió fuego, pero a él no le dio tiempo de tirarlo, explosionándole en las manos». Esto le provocó la amputación completa del dedo índice de su mano izquierda y un trozo del pulgar, fue necesario reconstruirle el dedo corazón, y tuvo quemaduras en la mano derecha y en el pecho, una perforación en la garganta, daños en los ojos y los oídos inflamados.

Pasados los días, el niño, de 14 años de edad, «se encuentra mejor y va recuperándose. La mano derecha ya no la tiene vendada, pero lo que sí tardará en curar es la mano izquierda y la garganta».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *