Destrozos en el puesto de trabajo de un vendedor ciego de la ONCE

Destrozos en el puesto de trabajo de un vendedor ciego de la ONCE

Están siendo unos días complicados para Antonio Jesús Rodríguez. Su puesto de trabajo, un quiosco de la ONCE situado junto al centro de salud Utrera Norte «Príncipe de Asturias», ha sido objeto de varios destrozos, lo que le impide poder realizar sus tareas de venta con normalidad.

Varias veces habían intentado romper el cristal de dicho quiosco durante este año, e incluso hace un par de semanas forzaron la cerradura. Pero nunca había sufrido daños con la virulencia de esta vez. Eso ha provocado que le resulte imposible poder acceder a su interior para trabajar en él. Y todo ello teniendo en cuenta que se trata de una persona con discapacidad severa, al tener una ceguera total.

quiosco once - acto vandalico 2El encargado de dar la voz de alarma sobre lo ocurrido fue el presidente del comité de empresa de la ONCE en Utrera, Luis Miguel Castro, quien destacó los perjuicios laborales que supone para su compañero los actos vandálicos ocasionados. Han sido varios los daños registrados en los últimos días, desde que en la noche del viernes partieron el cristal delantero del quiosco. Según ha contado el propio afectado, en declaraciones a Utrera Digital, «el sábado por la mañana me avisó un amigo, y comprobamos que el cristal estaba medio descolgado, pero sin caer al suelo completamente. Acudí al cuartel de la Guardia Civil a denunciar lo ocurrido, y ya por la tarde estaba ese cristal roto en el suelo. También me robaron una radio pequeña y un calefactor que tenía en el interior del quiosco, ya que siempre nos llevamos cualquier cosa de valor o dinero que manejemos; y el lunes apareció destrozada la pantalla digital en la que se anuncian los números premiados».

Desde el año 2008 lleva Antonio Jesús trabajando en ese mismo lugar, aunque ya antes había estado en la esquina de la calle Real con Santiago Apóstol, desde 2005. En todo este tiempo no había sufrido perjuicios de este tipo, que ahora le impiden desarrollar su tarea con normalidad. Este vendedor de la ONCE considera que el entorno de dicho centro de salud requiere mayor vigilancia policial o la instalación de cámaras de seguridad, porque «casi todas las mañanas aparecen desechos, suciedad e incluso jeringuillas. Y debería vigilarse más para evitar la degradación de esta zona».

Mientras se lleva a cabo el arreglo de su puesto de trabajo, se situará a pie de calle, junto al mismo ambulatorio, para lo que necesita la ayuda de su hermana. «Si encuentran un cristal en buen estado en algún quiosco que ya esté en desuso, podrán instalarlo en poco tiempo; pero si es necesario hacer uno nuevo a medida, tardará por lo menos una semana», comenta este vendedor.

Antonio Jesús espera poder volver cuanto antes a su situación normal, y confía en que este tipo de situaciones no se vuelvan a registrar más, teniendo en cuenta no sólo los daños materiales, sino el perjuicio que provoca para el trabajo de una persona invidente como él.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Un comentario en “Destrozos en el puesto de trabajo de un vendedor ciego de la ONCE

  1. Consuelo Tron dice:

    No es se extrañar esos hechos vandálicos en ese lugar-justo en una de las entradas al centro médico-
    Días tras días- y desde que ese centro fue abierto- es lugar de reunión de niñatos que se dedican no sólo a armar escándalos si no a dejar ese sitio como un autentico basurero. Tanto los jardines como la entrada principal son objetos de las gamberradas de estos individuos que no respetan nada; la suciedad y la basura son los rastros que van dejando a su paso.( Es un centro de salud). Y para colmo la emprenden con el puesto de trabajo de este hombre. De la policía, ni rastro.
    Lo mejor que podrían hacer es poner una verja y cerrar esa zona para evitar que esto siga ocurriendo, Ya está bien de tanta permisividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *