- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

«Si se abre el juicio oral, Villalobos tendría que dimitir como alcalde de Utrera» (AUDIO)

El conflicto con la marquesa de Santaella le podría costar a José María Villalobos (PSOE) su cargo como alcalde de Utrera, incluso antes de que se dictara una sentencia por parte de la jueza. Lo ha afirmado el abogado de la acusación, Fernando Rodríguez Galisteo, quien ha recordado el código ético de dicha formación política.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que, «en caso de que se decrete la apertura del juicio oral, según el código ético que aprobó el PSOE, Villalobos debe dimitir como alcalde». Lo ha comentado, en declaraciones al programa «La mañana en Utrera», que emite COPE Utrera (98.1 FM), al tiempo que ha recordado que este caso puede traer consigo una inhabilitación de 15 años para José María Villalobos.

El regidor utrerano tuvo que declarar en calidad de investigado –lo que antes se conocía como imputado- ante la jueza del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de la ciudad tras la querella presentada por la marquesa de Santaella. Esta mujer considera que Villalobos ha cometido un delito de prevaricación, por incumplir deliberadamente el acuerdo que alcanzó con el Ayuntamiento tras la polémica por la parcela de la barriada San Joaquín. Así, a cambio de que esos terrenos quedaran con titularidad municipal, el Consistorio debía entregarle 50.000 euros y seis parcelas urbanizadas, situadas en la trasera de las instalaciones del colegio salesiano «Nuestra Señora del Carmen». Sin embargo, el alcalde «no ha hecho nada para que esas parcelas se desarrollen urbanísticamente, a través de la junta de compensación. Villalobos alega que el Ayuntamiento no tiene dinero para hacer frente a esos gastos de urbanización, aunque esa versión no nos vale porque no estamos pidiendo que sea el Consistorio el que tenga que afrontar económicamente dicha urbanización, sino que para ello hay una junta de compensación, integrada por varios propietarios privados. La querella presentada por mi defendida se centra en que el alcalde está obligado por ley a hacer que esos propietarios acometan la urbanización».

Además de excusarse en una supuesta falta de fondos económicos en el Ayuntamiento, el abogado ha explicado que Villalobos también dijo ante la jueza que no había recibido ninguna reclamación por parte de la marquesa para ejecutar el convenio. Ante estas afirmaciones, Rodríguez Galisteo asegura que el alcalde miente, y que se le entregó dicho documento antes de presentar la querella, algo que hará llegar al juzgado para desmentir la declaración del regidor local.

Tras la presencia de José María Villalobos en los juzgados, existen dos opciones que pueden darse ahora: «que la jueza archive la causa si considera que no hay indicios de delito; o que estime que, como nosotros pensamos, Villalobos tendría que haber cumplido con la ley, y no dejar de hacerlo sin ningún motivo».

Por otro lado, el abogado de la acusación también ha querido responder a las afirmaciones realizadas por parte del gobierno local (PSOE-IU), que dice estar defendiendo los intereses de los ciudadanos con la actitud del alcalde. Sin embargo, Rodríguez Galisteo considera que Villalobos «se está reflejando en su espejo, y es él quien está pisoteando los derechos de los ciudadanos, y es él quien está incumpliendo la ley. La única persona que ha ganado una sentencia contra el Ayuntamiento ha sido la marquesa de Santaella. Si el alcalde quiere darle la vuelta y comparar la situación con el siglo XVI, debería pensar que quizás la clase noble ahora son este tipo de políticos que no cumplen la ley».

Por otro lado, ante las supuestas presiones denunciadas por el Consistorio, el abogado ha señalado que actúa conforme a la ley, «y se ha presentado la querella después de llevar esperando tres años a que se materialice el acuerdo que se alcanzó con el Ayuntamiento».

Ante este nuevo capítulo en la polémica en torno a los terrenos de la barriada San Joaquín, Villalobos ha declinado una vez más hacer declaraciones.