Faraones

Allá por el año de 2012 una vez desinflada la burbuja inmobiliaria en España la BBC británica elaboró una “lista de la vergüenza” con los proyectos más faraónicos e inútiles realizados en toda la geografía patria. Ejemplos como los aeropuertos de Ciudad Real y Castellón de sobra conocidos por todos a los que se unen otros menos publicitados pero igual de descerebrados como es la inacabada “ciudad del circo” que acabó de arruinar a la ciudad de Alcorcón con un coste de 120 millones de euros. Y es que durante esa época cualquier población por pequeña que fuera aspiraba a tener su propio “museo Guggenheim” costara lo que costara. Afortunadamente en Utrera a lo más que se llegó fue a en la obra del desvío del Calzas-Anchas que a fin de cuentas era y es una obra de emergencia para prevenir las inundaciones. Pero hasta aquí hemos llegado y el nuevo gobierno local PSOE-IU está empeñado en hacer borrón y cuenta nueva con el pasado. Quién dijo prudencia y control del gasto cuando cada quince días se vienen organizando todo tipo de ferias, cines y saraos que para eso siempre hay dinero. Pues no contentos con el intenso ritmo de celebraciones ahora se han presentado los posibles proyectos para acometer la remodelación del Paseo de Consolación. Si bien el PA llevaba en su programa electoral el arreglo del paseo peatonal muy deteriorado a lo largo de estos años, ahora tanto el PSOE como IU  encabezados por el Sr. Alcalde pretenden dejar en un juego de niños aquella propuesta al incluir también la reurbanización del actual viario que pasaría a ser peatonal y claro también se procede a la “sustitución” –el eufemismo por tala– de la frondosa arboleda. El proyecto costará como poco 3 millones de euros y el tiempo de ejecución estimado está entre 1 y 2 años. Lo que se dice una obra farónica que de entrada está generando en la ciudadanía más rechazo que aceptación. Así las cosas el gobierno local se ha embarcado en una masiva campaña de propaganda para convencer a tirios y troyanos sin reparar ni en gastos ni en los propios árboles del paseo a los que se les ha clavado sin ningún tipo de miramiento decenas de “bocadillos tipo TBO” con leyendas a cual más cursi. Y es que posiblemente nunca una obra municipal haya tenido más gasto en publicidad que ésta. Es lo que tienen las obras faraónicas, ellas y su coste siempre quedarán para la posteridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *