- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

EL FUTURO YA NO ES LO QUE ERA

España 2016 106 min.

Guión y dirección Pedro Barbero Fotografía Juan Carlos Gómez Música Víctor Reyes Intérpretes Dani Rovira, Carmen Maura, Carolina Bang, José Corbacho, Lucía de la Fuente, Saúl Barceló, Yolanda Ramos, Eduardo Velasco, Andrea Rosillo

El primer papel protagonista no completamente cómico de Dani Rovira ha llegado de la mano de Pedro Barbero, un realizador asturiano que se prodiga poco, tanto como que desde 2001, cuando dirigió el thriller a menudo ridículo Tuno negro, no ha vuelto a ponerse tras las cámaras. Tampoco con ésta ha cosechado buenas reseñas, en un país cuyos críticos bendicen todo lo que llega de fuera mientras exigen el máximo al producto patrio, defenestrándolo a la mínima ocasión mientras se organizan millonarios programas de promoción que no conducen a ninguna parte. No cabe duda de que no nos encontramos ni mucho menos ante una joya de nuestro cine, sino más bien se trata de una cinta irregular, con altibajos y rumbos desconcertantes, pero que en conjunto destila amabilidad y cariño. Sin que se pueda tildar de manual de autoayuda, cuenta la historia de alguien dividido entre dos personalidades y la arrolladora presencia de su madre; un padre de familia divorciado y patoso que vive una existencia excéntrica y avasalladora gracias al personaje que interpreta en una televisión local. Sus golpes de humor, contados pero efectivos, junto a las localizaciones en una ciudad tan hermosa como poco frecuentada por el cine como Oviedo, confieren al producto un incontestable encanto, que se completa con la siempre fresca y estimulante presencia de Rovira y el trabajo contenido e impecable de la gran Carmen Maura. Quizás algo pretenciosa, jugando con texturas distintas con las que facilitar sus numerosos efectos visuales, e incluyendo sabrosos cameos como los de Enrique Villén y María José Goyanes, el film se ve con agrado y se recuerda con simpatía, fundamentalmente porque no es la comedia española al uso, sino que en su extravagancia se trata de algo distinto, original y atrevido.