La trianera «Casa Anselma» lucha para evitar el cierre con una campaña en las redes sociales

La trianera «Casa Anselma» lucha para evitar el cierre con una campaña en las redes sociales

El club de fans de «Casa Anselma», en Sevilla, está llevando a cabo desde hace unos meses una campaña de recogida de firmas y de difusión en las redes sociales para que el singular establecimiento de Triana se convierta en lugar de interés turístico de Sevilla y evitar, así, su cierre. Según la empresaria Anselma Giménez, uno de los propietarios del local le notificó «la anulación del contrato de alquiler el pasado mes de mayo amparándose en el conocido decreto Boyer». Dicho decreto suprimió la prórroga forzosa obligatoria para el arrendador y puso fecha a la finalización de la renta antigua.
Son ya más de medio millar de personas las que han rubricado la petición dirigida a la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, para salvar el negocio, ubicado en el número 49 de la calle Pagés del Corro. Anselma saca fuerzas de flaqueza para expresar su indignación por la «injusta» situación que está atravesando. En declaraciones a ABC, Anselma explicó que desde que abrió su local hace más de 30 años, «nunca he dejado de pagar el alquiler, de unos 1.400 euros mensuales a sus dueños». El problema, según contó, surgió «tras desavenencias de sus propietarios, uno de los cuales se niega a renovar el alquiler de mi negocio, que da empleo a dos personas y está abierto todos los días desde las 11.30 hasta las dos de la madrugada». Anselma, que entre los numerosos reconocimientos que le han otorgado, destacan el Premio Turístico en Andalucía (Fitur), la medalla de la orden militar de Alfonso XIII, o su nombramiento como Hija Predilecta de Triana en la Velá de Santa Ana de 2014, aseveró que «tendrá que ser un juez quien cierre mi emblemático local conmigo por delante. Estoy incluso dispuesta a llegar al Supremo o a Bruselas si hace falta para mantener abierto mi establecimiento, por el que he dado mi vida».
«He dado un ejemplo de lo que es trabajar. Ni un solo día he dejado de abrir mi negocio, ni siquiera cuando sufrí un grave enfermedad y estuve en tratamiento de quimioterapia. Me parece incomprensible que no se reconozca a tanta gente que hemos trabajado en negocios tradicionales y que tanto prestigio le hemos dado a Sevilla», enfatiza.
Anselma, de 67 años, es reconocida a nivel internacional y su establecimiento es destino habitual de turistas que visitan la ciudad. Entre los clientes que han disfrutado del ambiente flamenco en «Casa Anselma» se encuentran artistas, toreros, políticos, diseñadores, escritores e incluso miembros de la realeza. Las paredes de «Casa Anselma» están llenas de historia con antiguos carteles de feria, fotografías de artistas, típicos platos de cerámica trianera, detalles taurinos o imágenes religiosas de Sevilla, entre las que Anselma canta y despide la noche con una salve rociera.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *