Las ciclocalles llegan a Sevilla

Las ciclocalles llegan a Sevilla

Si por algo se ha distinguido Sevilla en cuanto a medios de transporte alternativo es por fomentar el uso de la bicicleta. A la extensa red de carriles bici que se han creado, ahora el área metropolitana de Sevilla ya tiene su primera ciclocalle. En concreto, según anuncia en su perfil de twiter @SevillaEnBici, esta ciclocalle con prioridad ciclista se ha hecho para acceder a Sevilla por el Alamillo.
¿Y que es una ciclocalle? La web enbicipormadrid.es explica que en la tipología de infraestructuras ciclistas existen muchas y variadas opciones. Popularmente se reconoce a un «carril bici» como toda aquella vía ciclista exclusiva para la bici, segregada de la calzada que es donde circulan los vehículos motorizados. Las vías ciclistas de tipo «acera bici» son las que se ubican en la acera peatonal o la sendas ciclista, que son aquellas que por su trazado y ubicación su uso es exclusivo ciclista o compartido como sería el anillo verde.
Ahora bien, una ciclocalle es una calle unidireccional limitada a una velocidad máxima de 30 km/h, en la que las bicicletas tienen preferencia. Esto no quiere decir que el resto de vehículos de la vía no puedan transitar por la misma. Esa limitación de velocidad permite que la bici comparta ese espacio, a una velocidad menor que 50 Km/h.

banner central escuela deporte
Las ventajas de este tipo de vía compartida son que se requiere de una inversión mínima y su ejecución es muy rápida; integra el tráfico ciclista en la calzada, que es su lugar; aumenta la seguridad al ser menor la diferencia de velocidad entre los motorizados y las bicis; y calma el tráfico y disuade a los automovilistas de usar tales calles al ser más “lentas” y no tener prioridad en ellas.
También hay ciertas desventajas. Si se señalan como «preferentes» o con símbolos de bicis y no como «itinerarios recomendados», fuera de estas calles el automovilista puede “sentir” prioridad sobre las bicis cuando la bici es un vehículo más con mismos derechos y deberes en las calles de la ciudad; se requiere el «mallado» o establecimiento de una gran red de este tipo de calle que resuelva el mayor número de trayectos; si la propuesta de la DGT de limitar a 30 km/h todas las calles unidireccionales y bidireccionales con un solo carril por sentido de las ciudades sale adelante la señalización y preferencia no tendría mucho sentido y supondría un gasto perdido en señalización.
Las ciclocalles ya funcionan en otras ciudades como Valencia o Madrid. Ahora le ha tocado el turno a Sevilla.
En Utrera, existen los carriles bici que no están ni siquiera interconectados entre sí, ya que sólo son trozos de tramos. El centro no está preparado para acoger este tipo de vía y el trazado actual se ha hecho por el extrarradio y zonas aledañas.A esto se añade el nulo mantenimiento de los mismos tanto del anterior gobierno andalucista como del actual (PSOE-IU).

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *