Adrián Durán, un campeón del atletismo que no tiene donde lanzar la jabalina en Utrera

Adrián Durán, un campeón del atletismo que no tiene donde lanzar la jabalina en Utrera

Las dificultades y los retos nunca han supuesto una barrera insalvable para el joven deportista utrerano Adrián Durán, que actualmente luce en su cuello la medalla de campeón andaluz de lanzamiento de jabalina juvenil, un premio más de los muchos que ha acumulado en su corta pero exitosa carrera. Desde hace años viene empujando muy fuerte, demostrando que tiene cualidades para la especialidad de los lanzamientos, ha ido cumpliendo etapas, a pesar de que desde el principio los vientos le han soplado en contra, porque indudablemente ha escogido uno de los caminos más complicados.

El atletismo en pista no es uno de los deportes más populares en Andalucía, algo que contrasta con el hecho de que cada día miles de personas salen a correr para mantenerse en forma. Pero a la hora de hablar de apoyos institucionales y económicos, lo cierto es que el atletismo no encuentra más que dificultades y si encima nos referimos a la especialidad de los lanzamientos, el asunto se complica todavía más. Por todo ello es muy extraño que los jóvenes en la actualidad se decidan por alguna de las modalidades de lanzamiento, ya sea jabalina, disco, martillo o peso.

Desde que se acometió la reforma en el estadio de Vistalegre y se sustituyó el césped natural por una superficie artificial, no es posible que los lanzadores entrenen en este enclave, algo que antes si podían hacer, aunque también con dificultades. Todo ello ha provocado que Adrián Durán haya tenido que protagonizar un peregrinaje por los pueblos del entorno en busca de un lugar en el que le dejen practicar sus lanzamientos. «Sabemos que el alcalde de Utrera y el delegado de Deportes se están tomando en serio este asunto y están trabajando para habilitar al menos una zona de albero con un poco de grama para que Adrián pueda continuar con sus entrenamientos sin tener que irse de Utrera. Esperemos que se pueda solucionar pronto», explica Manolo Pachón, entrenador del joven deportista.

El deporte no es una ciencia matemática, pero lo cierto es que los rivales que se encuentra Adrián a nivel nacional entrenan en unas condiciones que no tienen nada que ver con lo que tiene él en Utrera, por lo que todavía sorprenden más los resultados que está consiguiendo el joven utrerano. Todos ellos pertenecen a clubes prestigiosos, disponen de buen material e instalaciones adecuadas para la práctica del lanzamiento de jabalina. «Creo que se podrían mejorar los resultados con otras instalaciones. Aquí en Utrera no puedo lanzar, solo en medio del campo, me tengo que ir fuera», explica Durán. Hay que tener en cuenta otro aspecto, ya que cuando no se lanza en las instalaciones adecuadas es muy probable que se rompan las jabalinas, elementos indispensables para el lanzador que tienen un precio medio de 300 euros, por lo que es para pensarse lanzar la jabalina en cualquier sitio.

«Uno de los chavales que ha conseguido buenos resultados en el Campeonato de España llevaba una jabalina de 1.200 euros que está homologada para campeonatos de carácter internacional. Nosotros no podemos soñar con tener ese material, es solo una muestra para que entendamos las dificultades con las que parte Adrián de inicio en cualquier campeonato», cuenta Pachón.

El hito más reciente que ha protagonizado el joven deportista utrerano ha sido conseguir la séptima posición en el Campeonato de España de Atletismo, donde se ha encontrado con unos competidores que se han mostrado en un nivel de forma realmente espectacular, ya que los tres primeros han superado la mejor marca que se había registrado en el presente año. «Hay veces que los nervios te afectan y no te salen las cosas. También es cierto que he llegado tocado a esta cita después de tantos entrenamientos y competiciones a lo largo del año», explica Adrián.

El idilio de este joven con el mundo del atletismo comenzó cuando solo tenía ocho años de edad y se trasladó a vivir a Utrera desde su Sevilla natal. Probó con distintas especialidades como el lanzamiento de disco, peso, el salto de longitud e incluso la velocidad, hasta que descubrió que su lugar estaba en el lanzamiento de jabalina. En septiembre comienza 1º de Bachillerato con una vocación ya bastante definida, ya que su intención es la de estudiar la carrera de Ciencias del Deporte. «Es un chaval muy centrado, siempre le digo que aunque siga entrenando no olvide sus estudios, pero casi no hace falta que se lo diga», asegura su entrenador Manolo Pachón.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *