Una manada de cerdos vietnamitas «invade Utrera y lo destroza todo gracias al pasotismo de las administraciones»

Una manada de cerdos vietnamitas híbridos campa a sus anchas junto a Utrera, destrozando cuanto se encuentra y poniendo en riesgo la seguridad de los ciudadanos, y todo ello sin que nadie haga algo para evitarlo. Es la denuncia que lleva planteando un utrerano desde hace más de dos meses, y que sigue sin encontrar solución.

Juan Miguel de la Fuente, que afirma ser experto en cuestiones forestales, está alertando del peligro que supone la presencia de esta especie invasora que, desde el año 2014, está considerada ilegal. El entorno en el que se encuentran estos animales es la urbanización Casablanca, donde «están sueltos, se cruzan la carretera, la vía del tren, entran en los campos,…». En su caso, cifra las pérdidas materiales en más de 2.000 euros debido a los daños que sufre: «han destrozado 4.000 metros de valla, se han comido todo el huerto, han destrozado una balsa, atacan a las gallinas, se han comido 20 kilos de pienso de gallinas y todos los huevos,…».

Este utrerano afirma haber puesto esa situación en conocimiento de la Guardia Civil de Utrera, del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), de la Policía Local de Utrera, y de las concejalías de Sanidad y de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Utrera. Ha denunciado la existencia de un delito medioambiental contra la flora y la fauna autóctona, afirmando incluso conocer quién es el propietario de los animales, pero «la inoperancia es máxima» y «el problema se va de las manos». De la Fuente asegura que la Guardia Civil y la Policía Local «se niegan a recogerme la denuncia alegando que sería archivada», por lo que reclama una «intervención rápida, ya que la situación es insostenible».

Según se queja, la manada de cerdos vietnamitas híbridos pone en peligro la seguridad vial, así como la fauna y flora autóctonas. En palabras de este forestal, «los últimos destrozos han sido una zona de coscoja y encinas jóvenes arrasadas y dos mochuelos muertos». Además, «en el último año se ha detectado la desaparición en la zona por acción directa de los cerdos salvajes de una población de eslizón tridáctilo, de gallipato y de lagarto ocelado, todas ellas especies protegidas; y han aparecido predados dos pollos de mochuelo, una cría de tejón, dos culebras de herradura, dos alcaravanes y cuatro chotacabras cuellirrojo».

Este utrerano afirma que desde las administraciones «me sugieren que solucione yo el tema». No obstante, confía «que se actúe como mandan los protocolos y que se solucione este grave problema medioambiental de una vez, y no haya que esperar a que la piara cruce la carretera y provoque un accidente con víctimas inocentes».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *