Cierre del curso en los talleres de Cáritas de Santiago

Cierre del curso en los talleres de Cáritas de Santiago

Desde hace más de seis décadas, Cáritas parroquial de Santiago el Mayor lleva a cabo una incansable labor solidaria en Utrera a favor de las personas a las que les ha tocado discurrir por la vertiente más complicada de la vida. Siempre han estado ahí, para atender las necesidades primarias de las personas necesitadas, para ofrecer formación que sirva para encarar el futuro con esperanza o, simplemente, como una mano amiga para escuchar en los momentos complicados.

Como es lógico, en los últimos tiempos de fuerte crisis económica, este colectivo ha tenido que redoblar los esfuerzos para poder atender el aluvión de peticiones de ayuda que recibe, dando respuesta en la actualidad a las necesidades más básicas de unas 300 personas, de las que más de 100 son menores. Cáritas les ofrece alimentos, calzados, pagos de recibos de luz, agua, alquiler o compra de electrodomésticos.

Pero los responsables de este organismo solidario están convencidos de que ofrecer una formación especializada a estas personas es casi tan importante como atender sus necesidades más elementales. Por eso ponen en marcha una serie de talleres para que puedan aprender un oficio y, de esta manera, acceder al mercado de trabajo.

Este curso, Cáritas ha llevado a cabo talleres de repostería, de corte y confección, de inmigración con «Médicos del Mundo», de geriatría, cursos de apoyo escolar, así como inglés, francés y español para extranjeros. En cada uno de estos talleres han participado unos 20 alumnos que, con ilusión, han tratado de aprender todo lo posible para ser ellos los propios diseñadores de su futuro. Recientemente ha tenido lugar un emotivo acto de clausura de estas actividades hasta el comienzo del nuevo curso.

Se trata de una iniciativa que tiene realmente mucho mérito, ya que hay que tener en cuenta que los profesores y los voluntarios que imparten estos cursos no reciben ningún tipo de salario, al igual que a los participantes no se les exige cuota económica alguna. Cáritas siempre ha recibido ayudas por parte de instituciones, empresas privadas y particulares para el desarrollo de estas actividades, algo que agradecen hondamente, pero reconocen que en la actualidad el apoyo resulta insuficiente, por lo que aseguran que están «buscando padrinos para poder seguir llevando a cabo estos talleres».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *