- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

La limpieza de la cera tras Semana Santa se reduce este año a las plazas de Gibaxa y Altozano

La Semana Santa deja cada año unos surcos de cera que señalan las calles por las que discurren las estaciones de penitencia de las cofradías utreranas. Sin embargo, tras el vídeo que el Ayuntamiento publicó el Lunes de Pascua en las redes sociales en torno a la limpieza de dichos restos, la actuación ha dejado de realizarse habiéndose acometido los trabajos en unos escasos metros de acerado.

Concretamente, según ha podido saber Utrera Digital, dicha actuación se ha centrado en las plazas de Gibaxa y del Altozano –aunque con un resultado no del todo satisfactorio-, quedando pendientes el resto de calles de la localidad, especialmente del centro del municipio. Ocurrió durante los dos días posteriores a la Semana Santa, empleando para ello una máquina especial que fue traída hasta Utrera con tal fin por parte de la empresa FCC, adjudicataria del contrato de limpieza.

Calles como Virgen de Consolación, Rodrigo Caro, Sevilla, La Plaza, Alcalde Fernández Heredia,… e incluso la recién urbanizada Menéndez Pelayo, muestran sendos regueros de cera marcando la parte central de estas vías. Tras más de una semana desde la culminación de las procesiones, la estampa no ha cambiado apenas, pese al anuncio del Ayuntamiento de que se iba a acometer la retirada de este residuo.

Al parecer, los trabajos se limitaron a aquellas dos jornadas en las citadas plazas de Utrera. Y es que continuar con dicha limpieza supondría un coste añadido para las arcas municipales, ya que sería necesario alquilar la maquinaria para que volviera a estar presente en la ciudad.

La presencia de restos de cera sobre el viario puede traer consigo percances a los ciudadanos, que tienen el riesgo de caer al resbalarse mientras caminan, o incluso en el caso de las motocicletas.