Pablo Doblado, un conocido utrerano al que el deporte le cambió la vida

Pablo Doblado, un conocido utrerano al que el deporte le cambió la vida

Viendo en la actualidad a Pablo Doblado es difícil pensar que a los 14 años pesara 100 kilos y fuera conocido como «El Bola». «Un buen día me levanté y decidí que ya no me llamarían más así, comencé a hacer deporte y hasta hoy», comenta este conocido utrerano, que en la actualidad es el gerente del gimnasio Corpore, donde además ejerce como monitor deportivo en sala y de «spinning».

Él mismo es el ejemplo de cómo el deporte puede llegar a cambiar la vida de una persona, pero avisa que «en esto no existen milagros, el secreto simplemente es ser muy constante y llevar una alimentación equilibrada». Pablo destaca por su simpatía, por ser una persona que irradia alegría por los cuatro costados, algo que demuestra en su día a día en el gimnasio, donde se muestra como un maestro a la hora de motivar a todos los que allí hacen deporte. «Cuando imparto las clases de spinning, nunca hago dos sesiones seguidas e incluso preparo algunos vídeos de motivación que proyectamos en la sala para animar a todo el mundo, donde utilizamos fragmentos de películas como ‘300’ o ‘Gladiator’», cuenta este utrerano, que ha conseguido en su gimnasio tener una sala de spinning con 70 bicicletas, un número más propio de los gimnasios de grandes ciudades.

Durante muchos años Pablo fue conocido en la localidad por ser un empresario del mundo de la noche, donde fue el responsable de numerosos locales como El Encuentro, Latino 54, Touché, Malavida y la celebración de fiestas de Navidad o ferias de la tapa. Una actividad frenética que todavía mantiene de forma simbólica siendo el responsable de la caseta de la feria de Utrera «Muchachos de Consolación», que todos los años se convierte en una referencia de la diversión.

Una de sus más destacadas aficiones es el mundo del fútbol, es seguidor del Fútbol Club Barcelona, e incluso tiene en su casa unas botas de Leo Messi guardadas en una urna de cristal que ganó en un concurso donde movilizó a media Utrera para que le votaran, y una foto que guarda en un lugar especial con el astro argentino. También destaca su estrecha colaboración con el Club Deportivo Utrera, ofreciendo las instalaciones de su gimnasio para la preparación de los futbolistas, siendo uno de los fundadores del «Frente Sanedrín» y actuando como speaker en numerosas ocasiones, algo que lleva a cabo como él mismo reconoce por «mi estrecha amistad con el entrenador, Miguel Ángel Montoya».

Y es que Pablo tiene un don especial en el mundo de las relaciones públicas, además de un humor muy agudo, que se manifiesta especialmente cuando habla del carácter especial de los utreranos y de sus costumbres. En su perfil de Facebook es muy habitual leer textos plagados de genialidad, en los que analiza desde un punto de vista humorístico fenómenos como el comportamiento de la gente en la cabalgata de los Reyes Magos, en las comidas de empresas previas a la Navidad o incluso acerca del interminable semáforo de «El Lebri». Textos que, gracias a las nuevas tecnologías, se convierten en virales y corren como la pólvora a través de los teléfonos móviles.

En cualquier caso, Pablo se declara un enamorado de Utrera, y asegura que «mi sueño siempre fue poder montar un gimnasio y todo lo que tengo se lo debo al pueblo y, por supuesto, también a mi pareja, María José, que me ha apoyado muchísimo».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *