Pepe Caro, un utrerano que ya ha recreado más de 300 pasos procesionales en miniatura

Pepe Caro, un utrerano que ya ha recreado más de 300 pasos procesionales en miniatura

En los días previos a la llegada de la Semana Santa, una imagen se ha hecho ya familiar en las calles de Utrera. Un hombre avanza empujando un curioso artilugio con ruedas a modo de carrito, repleto de pasitos de las hermandades locales en miniatura. Con clara vista comercial, este curioso utrerano se aposta en las inmediaciones de algunos de los centros escolares de Utrera, dejando su carrito en un lugar estratégico para que los más pequeños puedan admirar esas pequeñas obras de arte.

Este utrerano se llama Pepe Caro, y además de los pasitos en miniatura que porta en el carrito tiene repartidas muchas obras por escaparates de Utrera. Trabajos que están a la venta, cuyo precio depende directamente de la dificultad de cada uno de los pasitos. Desde que comenzó a cultivar esta curiosa afición, este utrerano confiesa que han salido de sus manos «más de 300 pasitos». Este año el asunto se ha dado bastante bien, y Pepe ha vendido casi todos los pasitos que ha realizado. Sobre todo los más pequeños, se enamoran de sus trabajos, donde recrea con gran realismo muchos de los pasos más famosos de la Semana Santa de Utrera.

Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, el Cristo de los Afligidos o algunas de las dolorosas más famosas de la localidad, han sido protagonistas de muchos de los trabajos que ha realizado este utrerano. Pasitos en miniatura, donde a pequeña escala se trata de plasmar el espíritu de cada uno de estos pasos, en un trabajo que como él mismo confiesa «se tarda más de tres meses en hacer cada uno y este año no he podido hacer más porque no he tenido el tiempo necesario».

La afición de este utrerano por el mundo de las manualidades no es ni mucho menos nueva, ya que nació en él cuando trabajaba en un taller de herrería y comenzó a hacer faroles con chapa. Posteriormente, debido a su amor hacia la Semana Santa de Utrera, comenzó a dedicar sus esfuerzos a estos pasitos, aunque también de sus manos han salido trabajos en los que recrea carretas de las hermandades de El Rocío o el paso de la Virgen de Consolación, incluso le han hecho encargos de hermandades de fuera de la localidad.

El taller que se convierte en la fábrica de estas pequeñas obras de arte lo tiene instalado en su propio domicilio, donde prácticamente no cabe un alfiler, y el ambiente cofrade se adueña de las cuatro paredes. Caro, toma una fotografía del paso que quiere recrear y es la que utiliza como modelo a la hora de ejecutar el trabajo. La base de los pasitos la hace con madera, mientras que después utiliza una pasta para moldear e ir recreando los distintos elementos del paso como pueden ser los respiradores y la canastilla. No solo se centra en los pasos que portan las imágenes titulares, ya que en algunas ocasiones incluso ha recreado cortejos procesionales completos, con elementos como la cruz de guía y los nazarenos. En este sentido destaca por ejemplo la recreación que realizó en su día del paso de la Trinidad por el Arco de la Villa, uno de los momentos cumbre de la Semana Santa de Utrera, donde las cuadrillas del Cristo de los Afligidos y de la Virgen de los Desamparados, desafían la gravedad atravesando un arco de la muralla antigua, por el que a simple vista el observador más avezado no pensaría nunca que podría caber un paso.

Caro ha participado en concursos y sus pasos han estado también expuestos en escaparates de Sevilla, aunque él disfruta sacando su carrito a la calle, repleto de piezas que han salido de su taller, y que la gente se pare, le pregunte y como no, que se rasquen el bolsillo y adquieran un paso.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.