El Señor Atado a la Columna regresa a Santa María con gran expectación (IMÁGENES)

El Señor Atado a la Columna regresa a Santa María con gran expectación (IMÁGENES)

Numerosas personas recibieron este lunes a Jesús Atado a la Columna tras su restauración. La hermandad de los Aceituneros programó un besamanos extraordinario con motivo de la llegada de la imagen a la parroquia de Santa María de la Mesa, que contó con una gran afluencia de fieles.

En la capilla de San Pedro se vivió un momento muy especial después de que el titular de la cofradía del Miércoles Santo haya permanecido durante 10 meses en el taller del restaurador Pedro Manzano. El hermano mayor de la corporación, Miguel Arciniega, se mostró «muy contento al poder tenerlo de nuevo aquí». Además, dijo estar «muy satisfecho por el trabajo realizado» por el profesional de la trianera calle Pureza.

La restauración integral a la que ha sometida la talla ha permitido recuperar por completo el esplendor con el que fue concebida hace 255 años, al tiempo que se ha logrado afianzar la columna y consolidar la policromía de la escultura. Especialmente el resultado de este último apartado ha sido el que más ha llamado la atención, al haber eliminado toda la suciedad, poniendo de manifiesto aún más si cabe el espectacular trabajo de las distintas partes de la imagen, como la estremecedora espalda cubierta de sangre por los latigazos.

Durante los 10 meses de restauración, Manzano ha actuado sobre las múltiples fisuras que presentaba la talla en distintas zonas de su cuerpo, como la cabeza, el cuello, los brazos, el paño de pureza, el pecho, el abdomen, el muslo y el pie izquierdos, y un dedo de la mano derecha. También se ha intervenido en un dedo de la mano izquierda que había sufrido una rotura, y ya ha sido integrado.

Juan Gutiérrez y Miguel Arciniega explicaron el proyecto realizado

Juan Gutiérrez y Miguel Arciniega explicaron el proyecto realizado

Por otro lado, se ha tratado la pierna y el pie derechos, que mostraban el ataque de insectos xilófagos. En relación a la policromía, junto a la de la peana y la columna, también se ha restaurado.

El hermano mayor de los Aceituneros comentó que, durante este proceso, se le ha realizado un TAC a la imagen, «que ha dejado al descubierto que no tiene ningún daño, salvo las fisuras que sí presentaba y que ya han sido subsanadas».

En cuanto a la peana, tenía problemas de erosión y daños en los cuatro puntos de anclaje de que dispone, y rotura de varias tablas de apoyo de la imagen. Todo ello se ha resuelto, reforzando la peana y mejorando los citados puntos de anclaje. En relación a la columna, tanto el capitel como la base presentaban pérdidas, que han sido solventadas.

Finalmente, se ha aprovechado también para proceder a la restauración de las potencias del Señor, algo que se ha realizado en los talleres Orfebrería Triana, de Juan Borrero. Según investigaciones llevadas a cabo, se trata de las potencias originales de esta imagen, cuya sujeción también se ha mejorado.

Según explicó Arciniega, «hasta ahora se encontraban la peana, la columna y la imagen por separado; ahora está todo integrado, siendo un único cuerpo», lo que da mayor estabilidad y seguridad al conjunto. De esta forma, además, «se ha preparado a la imagen para que pueda procesionar, ya que se concibió para formar parte de un altar hasta que comenzó a procesionar en 1960 al fundarse la hermandad, lo que ha hecho que la talla se haya venido resintiendo».

Desde que forma parte de la estación de penitencia de esta cofradía, la imagen ha sufrido una pequeña restauración realizada por Pedro Hurtado, en la década de los 60; y una posterior a cargo de los técnicos del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), centrada en la limpieza de la escultura.

El trabajo desarrollado a lo largo de estos meses ha sido supervisado por parte de una comisión de seguimiento creada por la hermandad. Además, también han prestado su trabajo tres doctores en Historia del Arte (José Roda Peña, Pedro Manuel Martínez Lara y José González Isidoro), así como Antonio Cabrera Rodríguez como investigador y asesor de la corporación utrerana. En este sentido, con todos los datos de que se dispone en la actualidad, «casi con toda certeza» el Señor Atado a la Columna es obra de Benito de Hita y Castillo, según afirmó el máximo dirigente de los Aceituneros en una comparecencia junto al segundo teniente de hermano mayor y responsable de prensa de la cofradía, Juan Gutiérrez.

El encargado de acometer la restauración plasmará el trabajo realizado en un informe que se presentará en otoño. La hermandad ha decidido posponer los actos conmemorativos para poder editar dicho informe en un libro que se dará a conocer entonces, en una convocatoria en la que también podrá escucharse una conferencia a cargo del propio Pedro Manzano, que hablará de las tareas realizadas.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *