- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

El Consejo de Hermandades pedirá al Ayuntamiento vallar la calle La Plaza para evitar problemas en Semana Santa

Uno de los principales problemas que se presenta cada año en Semana Santa se registra en la confluencia de la plaza Doctor Federico Navarro con la calle La Plaza. Esta zona de copas provoca complicaciones al tránsito de las hermandades por este enclave, habiendo incluso en los últimos tiempos a muchas de ellas a tener que modificar su itinerario para evitar incidentes a su paso por allí.

Basura en la calle La Plaza el Domingo de Ramos

La más afectada por este asunto es la Quinta Angustia que, cuando vuelve de regreso a la parroquia de Santa María de la Mesa, encuentra complicaciones siempre en ese lugar. De hecho, el pasado año decidió plantarse y no continuar su estación de penitencia hasta que el entorno tuviera un mínimo de decoro para poder pasar hacia la calle Menéndez Pelayo, que es uno de los puntos más destacados de su itinerario cada Domingo de Ramos.

De cara a la próxima Semana Santa, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías quiere que el Ayuntamiento tome medidas para evitar «el principal problema de seguridad que tenemos actualmente». El presidente de esta institución, Manuel Peña, ha reconocido que «éste fue el único incidente importante, digno de mención, el año pasado. Por eso espero que se tomen medidas» y se incluyan en el llamado «Plan Azahar», que es el dispositivo de seguridad que pone en marcha el Consistorio cada año con motivo de este acontecimiento religioso.

En declaraciones al programa «La linterna cofrade», de COPE Utrera (98.1 FM), ha anunciado que «vamos a pedir que en Semana Santa se haga lo mismo que ya se ha puesto en práctica con motivo de la cabalgata de los Reyes Magos. Queremos que se valle el tramo de la calle La Plaza que emboca en Menéndez Pelayo para evitar que la gente atraviese el recorrido. Consideramos que es necesario hacerlo y asumir que, ahora mismo, es la solución que existe».

En cuanto al resto de aspectos vinculados con la seguridad, el presidente del Consejo explicó que se han cuadrado los itinerarios de las distintas cofradías «para que no se produzca ninguna acumulación de personas en algún punto, lo que sería perjudicial para el recorrido de las hermandades».