Peligra el arreglo de Menéndez Pelayo para Semana Santa al decidir los trabajadores municipales que no continúan la obra

Peligra el arreglo de Menéndez Pelayo para Semana Santa al decidir los trabajadores municipales que no continúan la obra

A pesar de que el alcalde de Utrera, José María Villalobos (PSOE), ha prometido al Consejo Local de Hermandades y Cofradías que la calle Menéndez Pelayo estará terminada para el Domingo de Ramos, un nuevo problema ha surgido para complicar aún más esta promesa. Los trabajadores municipales, que en las últimas semanas estaban realizando los arreglos de la calle en turnos de tarde y noche, han decidido no continuar con dicha obra hasta «que el alcalde cumpla lo prometido».

Por las mañanas, esta obra estaba siendo ejecutada por personas contratadas a través del Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), conocido antiguamente como PER. Para tratar de acelerar los trabajos, el alcalde decidió utilizar a trabajadores municipales en horario de tarde-noche, a los que prometió, según el PA, «que se les pagarían los atrasos de 2015 en la nómina de enero que se abonará en estos días. Sin embargo, han podido saber que esos atrasos solo se le van a pagar a la policía y a bomberos, quedando fuera los trabajadores de obras. Por ese motivo, estos empleados han acordado no trabajar más haciendo doble turno porque no se respetan los acuerdos».

El PA ha criticado la «pésima gestión municipal de esta obra», asegurando «que se inició en septiembre, con personal y apenas sin materiales. Hubo otro problema generado por Recursos Humanos, que parece que no se enteró que cuando acabaran los tres meses de contrato los oficiales, ya tendrían que haber tenido prevista la contratación del siguiente turno de oficiales, con lo cual todas las obras de Utrera estuvieron un mes sin oficiales».

Si los trabajadores continúan con su negativa a trabajar por las tardes, difícilmente la obra podría estar terminada para el Domingo de Ramos, afectando a seis procesiones cuyo recorrido transcurre por la citada calle: la Quinta Angustia, la Borriquita, los Aceituneros, Jesús Nazareno, los Milagros y la procesión del Santísimo del Domingo de Resurrección. Previamente al plante de los trabajadores, las hermandades habían trasladado sus preocupaciones al alcalde, quien tajantemente respondía al Consejo que la calle estaría en perfectas condiciones para el día 20 de marzo.

El presupuesto inicial de esta actuación estaba fijado en 181.000 euros, procedente de los fondos del antiguo PER. Lo que se desconoce por el momento es lo que costará a las arcas municipales los trabajos extraordinarios en horario de tarde, realizados por los operarios municipales para tratar de terminar la calle antes de Semana Santa.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *