Esloganes y Tronos

Comparte esta noticia:

Las pasadas elecciones generales han dejado un escenario endiablado y que irá empeorando en los próximos meses. Son pocos los partidos que han cumplido sus expectativas y casi todos tienen motivos más que suficientes para andar preocupados. Al día siguiente la prima de riesgo –ese interés que pagamos por la deuda– repuntaba con fuerza por el miedo a que España abandone el camino de austeridad impuesto por el PP y que se presentaba a las elecciones con el mensaje suicida de “España en Serio” cuando todo el mundo sabe que lo que triunfa en este país es el cachondeo puro y duro. Lo que nos reímos con Bárcenas, Pujol, Urdangarín, los ERES, la Malaya, la Pantoja, la Gürtel, Juan Guerra, la Caballet, El Dioni,….es que así podríamos llegar hasta Don Pelayo que seguro que también defraudó a Hacienda. País de mala leche por tantos garbanzos como comemos pero con guasa, mucha guasa. Y si no que se lo digan a las naranjas mecánicas de Ciudadanos que se venían con un lema de cuento de Disney: “Iusión de un nuevo país” y se quedaron en novela de terror de Stephen King. Objetivamente su resultado no ha sido malo pero como todos los sondeos les daban ganadores, el rostro de Albert Rivera parecía el pucherito de un bebé a punto de empezar a llorar. Para que vean el cachondeo y mala uva de un país dónde la gente miente más que habla cuando se le pregunta en las encuestas. “Un futuro para la mayoría” era el eslogan de míster Pedro Sánchez (PSOE) quién más bien busca un futuro para él mismo frente al deseo descarado de “Sultana Díaz” por desalojarlo a patadas del trono de Ferraz. Y si algo no cala en este país de pícaros será la honradez y la integridad y por eso se comprende que UpyD se haya ido a freír espárragos y que Alberto Garzón(IU) quisiera cambiarlo “Por un nuevo País”. Pero Alberto no se enteró como le robaron la cartera la novia del coleta, el coleta y los suyos propios, tanto que ya no les queda ni Marinaleda a dónde ir a buscar ese nuevo país. Y por último el triunfador Pablo Iglesias quién con un slogan más propio de unas elecciones locales –“Comienza un País Contigo”– se ha encaramado hasta ganar la medalla de bronce y que por carambolas del destino la va a convertir en oro puro jaleado por todas las mareas podemitas desperdigadas por el estado plurinacional ibérico. Vamos, lo que se dice una rebullasca lista para un capítulo de Juego de Tronos y versionada en color morado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *