Diputación Icneumónida

La decisión del gobierno local PSOE-IU de entregar toda la recaudación municipal ( más de 15 millones de millones de euros ) a la diputación de Sevilla es un atraco en toda regla y a la luz del día que tendrán que pagar los ciudadanos de Utrera. Que este asunto se llevara al pleno por urgencia y sin el correspondiente informe económico resulta muy sospechoso, como el silencio del secretario municipal –Juan Borrego– otrora tan escrupuloso con hacer devolver a un concejal 1000 euros sin justificar y ahora pase de puntillas cuando se entregan millones. Y a más cuerno quemado huele que los máximos responsables – la concejala de Hacienda, Ana Cerrillo (PSOE)– y el propio Sr. alcalde J.M Villalobos hayan estado y estén hoy en día en la nómina de la diputación provincial que es la gran beneficiada y que desde hace tiempo acechaba los ingresos de Utrera igual que un “icneumónido” selecciona a su víctima. Los icneumónidos, unas avispas parasitarias de las que hay decenas de miles de especies, son el ejemplo más brutal de la maldad que hay en la propia naturaleza al depositar sus huevos en otros insectos ya sean orugas de mariposas, grillos, abejas …incluso en arañas. No hay quién se le resista. Tras la eclosión en el interior del huésped, las larvas icneumónidas comienzan a devorar paciente y eficazmente el cuerpo de su víctima mientras ésta se retuerce con un dolor insoportable hasta la muerte. Y se ve que los humanos tambien han creado sofisticadas estrategias parasitarias para vivir a costa de los demás siendo las diputaciones una de sus creaciones más sublimes. Así el gran sultán icneumónido y presidente –Fernando R. Villalobos(PSOE)– alarga su enorme oviscapto para depositar en los ayuntamientos de la provincia concejales y alcaldes – a los que previamente engendró y amamantó en sus entrañas– y que llegado el momento irán devorando desde dentro los escasos recursos municipales para continuar la procreación política provincial de un reino que no es de este mundo si no del puño y la rosa. Primero se esfuman los superavits municipales, más tarde son los proveedores los que se encuentran en dificultad para cobrar hasta que al final corren riesgo las nóminas los empleados municipales. Y lo más horrible es que al igual que la pequeña oruga, sigues estando vivo y consciente mientras que otros se dan un festín con tus entrañas y con tu dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *