- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Denuncian la instalación de un quiosco «sin autorización» en el santuario de Consolación

En el atrio del santuario de Consolación se encuentra desde hace algunos días un quiosco de aluminio y cristal, que está siendo protagonista de una ardua polémica. El historiador palaciego Julio Mayo ha sido el receptor de muchas quejas que le han llegado por parte de numerosos ciudadanos ante esta instalación, por lo que ha interpuesto tres denuncias para investigar si la intervención ha contado con los permisos pertinentes.

Se trata de un quiosco que se dedicará a la venta de velas y de recuerdos de la patrona de Utrera, pero que Julio Mayo sospecha que «no se ha instalado siguiendo los pasos necesarios cuando se actúa sobre un Bien de Interés Cultural, como es el santuario de Consolación». Por todo ello, Mayo asegura haber presentado tres escritos de denuncia ante las instancias responsables: el Ayuntamiento de Utrera, la delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía y el Arzobispado, con el objetivo de disponer de más información.

«En Utrera hay muchas personas que tienen propiedades en el casco histórico y que lo pasan muy mal para hacer cualquier intervención porque tienen que atenerse a la ley de protección del casco histórico. Si todo esto se aplica en la calle, ¿cómo es posible que en el santuario de Consolación se haga una intervención de estas características sin dar los pasos necesarios?», se pregunta Julio Mayo, una persona que ha estudiado a fondo todo el fenómeno de Consolación. La queja planteada por el historiador ha sido también recogida por la asociación de defensa del patrimonio de Sevilla, que está presidida por Joaquín Egea.

De esta manera, en los tres escritos que ha presentado Julio Mayo lo que trata de conocer es realmente si esta instalación, que está generando numerosas críticas, se ha realizado contando con todos los permisos pertinentes.

Además de los problemas que presenta cualquier tipo de intervención en un espacio que cuenta con el mayor grado de protección como es el santuario, uno de los más importantes que plantea la instalación de un quiosco de estas características es comprobar si se ha anclado a la pared, donde existe una valiosa azulejería de Mensaque. Queda por ver también la posible responsabilidad que ha tenido el Ayuntamiento de Utrera en esta actuación que puede atentar contra el patrimonio histórico de la localidad.

«Hay muchas personas que me han transmitido su indignación por haber instalado este quiosco dentro de un recinto sagrado. El santuario de Consolación es uno de los más señeros. Es Bien de Interés Cultural y tiene un grado de protección A, que es el más alto. Esto no se puede hacer. Lo único que trato es defender el patrimonio. Consolación es una seña de identidad de Utrera. Es una devoción universal», comenta el historiador.

Según Julio Mayo, la instalación de este quiosco ha costado aproximadamente unos 2.000 euros y ha sido realizada por la empresa utrerana Alucris.

Por su parte, el rector del santuario de Consolación, Joaquín Reina, ha declinado hacer ningún tipo de declaración en relación a esta polémica.