Utrera destaca entre los municipios con mayor número de denuncias falsas

Utrera destaca entre los municipios con mayor número de denuncias falsas

La ciudad de Utrera cuenta con el dudoso honor de encontrarse entre los municipios con mayor número de denuncias falsas. De hecho, entre las poblaciones de la provincia en las que este asunto lo gestiona la Guardia Civil, es la localidad que lidera este ranking.

En el conjunto de la provincia, la Benemérita ha detenido a 43 personas entre los meses de enero y septiembre, por haber presentado denuncias falsas y por simular haber sido víctimas de delitos violentos. En el caso de Utrera, el Instituto Armado explica que existen varias personas que han sido incluso reincidentes y varias veces detenidas por inventar falsos robos.

Estos datos corresponden al territorio de demarcación de la Guardia Civil, que es toda la provincia de Sevilla salvo la capital, Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas, San Juan de Aznalfarache, Camas, Coria del Río, Écija y Morón de la Frontera, municipios en los que las competencias de seguridad ciudadana recaen sobre la Policía Nacional.

Según publica Diario de Sevilla, quienes denuncian en falso lo hacen, en la gran mayoría de los casos, con el objetivo de cobrar una indemnización de su compañía de seguros. De esta manera, cuando se descubre la falsedad de la denuncia, no sólo se enfrentan al delito de simulación que le imputa la Guardia Civil, sino que también pueden tener que afrontar las acciones legales que cada compañía aseguradora pueda ejercer luego contra el falso denunciante por un delito de estafa, con lo que la pena se agrava.

Dichas denuncias se centran, especialmente, en el robo de teléfonos móviles, de dinero, de joyas y de vehículos, entre otros artículos.

Las denuncias falsas y las simulaciones de delitos están castigadas con penas de prisión de seis meses a dos años y multas de 12 a 24 meses si se imputara un delito grave, como recoge el artículo 456 del Código Penal. Esto sin contar con que luego sean imputados por estafa a raíz de las acciones que emprenda el seguro como acusación particular.

Rara vez una denuncia falsa consigue su objetivo. Es posible que el denunciante llegue a cobrar la indemnización del seguro pero, cuando se descubre el engaño, la compañía lo denunciará por estafa. Para detectar las mentiras es clave la habilidad del interrogador, del guardia que toma la denuncia o que investiga el supuesto robo que ha sufrido el denunciante. Los agentes de la Guardia Civil saben efectuar una serie de preguntas técnicas para detectar las incoherencias del relato de las supuestas víctimas. En el caso de los robos de móviles, la intervención telefónica termina casi siempre por esclarecer lo ocurrido.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *